fbpx
Ciencia y Tecnología

Zoom la app que se convirtió en un boom durante la pandemia

El programa permite realizar charlas gratuitas con hasta 100 participantes.

En una época inusual -donde el aislamiento impone masivas reuniones por videochat- se requieren nuevas soluciones para que los grupos de estudiantes, los profesionales o las familias, se comuniquen entre sí. Ante la limitación de cupos en WhatsApp y otros mensajeros gratuitos, comenzó a cobrar impulso el nombre de Zoom, que en los últimos días, fue el centro de las críticas por sus múltiples fallos de seguridad. Bajo la mirada de algunos expertos, los mitos y verdades detrás de la aplicación del momento.

La característica que convierte a Zoom en un software distinto a todo el resto es que permite organizar videoconferencias en calidad HD de hasta 100 participantes durante 40 minutos y brinda la posibilidad de que sean grabadas. Tiene además una versión paga con más participantes y tiempo ilimitado.

«En Zoom se detectaron algunas vulnerabilidades que abarcan no solo las relacionadas con Windows, sino también con OSX, el sistema operativo Mac. También se mostró que estaba utilizando técnicas dudosas para instalar la aplicación. Lo positivo es que están resolviendo estos problemas de forma transparente. Está claro que estos errores aparecen porque la app llamó mucho la atención y, dada su creciente popularidad, muchos lo están utilizando para conectarse desde sus casas», detalla Luis Corrons, Evangelista en Seguridad de Avast.

Uno de los mayores fallos fue bautizado como efecto Zoombombing, y aparece cuando se filtran en las videoconferencias trolls cuyo objetivo es malograr las reuniones virtuales difundiendo insultos y amenazas.

Además de estos ataques «explícitos», los expertos sostienen que también es posible una incursión «silenciosa», donde el atacante se refugia en el anonimato para obtener información de todo lo que se comparte o grabar la charla sin el permiso de los demás.

Diferentes colectivos utilizan Zoom para mantener la comunicación a distancia.

Esta semana, la oficina del FBI en Boston emitió un comunicado recomendando no efectuar encuentros en la opción pública de Zoom ni compartir enlaces de forma colectiva. Al parecer, recibió varios reportes de clases interrumpidas por “imágenes pornográficas y lenguaje amenazante”

Fuente: Clarín

Mostrar más
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: