fbpx
Provinciales

UTA rechaza la emergencia y anuncia que bloqueará los accesos a la ciudad de Córdoba

El gremio que agrupa a los choferes reiteró su oposición a la emergencia del transporte urbano y denunció que el intendente retiene fondos provinciales. El lunes sitiaría la capital provincial.

La aprobación de la emergencia del transporte urbano de Córdoba desató críticas de la Unión Tranviarios Automotor, que adelantó una intensa jornada de reclamos este lunes en la ciudad de Córdoba. “Si el transporte no anda y ellos quieren sacar a los ilegales a la calle, no nos va a quedar otra que cortar todos los accesos al centro, para que nadie se pueda movilizar”, sostuvo este viernes la secretaria general del gremio, Carla Esteban. En la misma línea, el adjunto Pablo Farías manifestó a Cadena 3 que “a partir del lunes vamos a sitiar la ciudad. La UTA no amenaza, la UTA actúa”.

De este modo, el gremio cerró una jornada de masiva movilización a las puertas del Concejo Deliberante, donde se trataba la emergencia del transporte, finalmente aprobada por apenas un voto de diferencia.

En declaraciones periodísticas, Esteban denunció que el intendente Martín Llaryora “tiene los fondos de la Provincia retenidos indebidamente, los tiene desde hace 15 días”. Y señaló que participó de una reunión virtual con los empresarios, en la que los responsables de las prestatarias se comprometieron a brindar una solución a las deudas salariales.

Sin embargo, aún no recibieron ninguna oferta de los empresarios, y el reclamo salarial y por el respeto del convenio colectivo parece estar lejos de acallarse. Por lo pronto, la declaración de la emergencia no cerró el tema, y este lunes está anunciado un nuevo capítulo del conflicto.

Reclamo nacional
Por otro lado, la conducción nacional de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que lidera Roberto Fernández, decidió nuevamente este viernes el estado de “alerta y movilización” en todo el interior del país ante “la ausencia de pago de los salarios de los choferes del transporte de pasajeros de larga, corta y media distancia”.

Además, el dirigente sindical advirtió que de persistir en el corto plazo esa realidad la organización sindical decidirá un paro y “no habrá servicios”.

“No puede haber más demoras para abonar los salarios de los trabajadores, porque esos ingresos tienen carácter alimentario y sanitario y representan el sustento de las familias de los choferes” de la actividad, señaló Fernández a través de un comunicado.

El dirigente exigió “un tratamiento igualitario y no discriminatorio para los trabajadores del transporte del interior respecto del Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA)” y explicó que el Gobierno nacional ya le aseveró al gremio que envió “el dinero correspondiente a través de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN)”.

Fernández repudió “la deuda salarial existente en las provincias” y adelantó que de persistir esa situación “no habrá servicios de pasajeros en todo el país”.

“La UTA protestará y saldrá a la calle, ya que la pandemia de coronavirus preocupa, pero mucho más aún no llevar comida a la mesa familiar”, señaló.

Por último, advirtió que el sindicato “no será cómplice de la precarización y tampoco permitirá un retroceso de las condiciones del convenio colectivo de trabajo”, por lo que ratificó el estado de “alerta y movilización”.

Mostrar más
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: