Deportes

“Todas podemos”: cronología del histórico paso de River en el fútbol

De la mano de los cambios que se vienen dando en cuanto a la reivindicación y el empoderamiento de las mujeres, el club Millonario dio un gran paso en pos a la igualdad en el fútbol.

En una jornada histórica para el fútbol, River Plate oficializó la firma de los contratos de 15 jugadoras de su plantelde cara al comienzo de la próxima temporada del torneo de Primera división. El evento se llevó a cabo en el Auditorio del Estadio Monumental con una sala repleta entre jugadoras de las inferiores, prensa y representantes del club.

Con este paso, River se sumó así a clubes como San Lorenzo y UAI Urquiza, que desde hace meses comenzaron los trámites para la profesionalización de sus futbolistas a partir de una exigencia de la AFA que pide a los equipos que compitan en Superliga tener un plantel integrado por un mínimo de ocho profesionales. River aprobó el presupuesto y fue por más.

Los primeros pasos

Hace dos años la FIFA impuso a todos los clubes que participaran en competencias internacionales que tuvieran sus equipos femeninos. En esta línea, el club de Núñez acompaña el proyecto teniendo en cuenta que el segundo paso será lograr un mayor nivel de competencia a nivel del compromiso y disciplina de las deportistas.

Para el club esto representa un gran desafío. Jorge Brito, vicepresidente primero de River, se mostró sorprendido y feliz por el avance de la profesionalización en el país: “En Argentina el fútbol siempre estuvo relevado por una crianza muy machista, siempre fue ‘un deporte de hombres’ y hay que aclarar que es también de mujeres. Es importante esto para que las más chicas que están empezando puedan incorporarse a jugar”.

En River hay más de 100 jugadoras y 70 de ellas corresponden a divisiones inferiores, es por esto que el club buscará poner el foco en las más chicas. “Creo que a nivel de fútbol femenino tenemos que replicar la historia que tiene el masculino”, agregó Brito, lo que incluye la metodología de juego y el proyecto para inferiores”.

Daniel Reyes será el primer técnico que conduce un equipo profesional de mujeres en River. “Estamos muy emocionados, las jugadoras son las verdaderas artífices de una lucha de tantos años para lograr esto. Esto junto al apoyo de la institución, que nos permite no solo ser más competitivas sino seguir el desarrollo enorme que venimos haciendo con el proceso de categorías formativas”, indicó el entrenador.

De las referentes del equipo se destaca Florencia Chiribelo. La arquera de 34 años es consciente de que el camino sigue después de la firma de quince contratos y de la responsabilidad que eso conlleva: “Nuestro rostro va a estar en las primeras páginas de la historia de River y eso no te pasa todos los días. Es algo emocionante, shockeante, sorprendente”, expresó la jugadora.

De cara al futuro, Brito indicó que con el ingreso de estos contratos la forma de entrenar no va a cambiar pero las jugadoras tendrán muchas más facilidades para desarrollarse más de lo que hacían en cuanto a alimentación y cuidados.

Si una falencia tiene el club en cuanto a los partidos de fútbol femenino es que, al contrario de desarrollarse en el Monumental como el de los hombres, se juegan en la cancha auxiliar al estadio. Con dos escalones de cemento como tribuna para locales y visitantes, divididos por un alambrado, se hacía imposible observar ciertas jugadas como los laterales o córners si pasaban del lado contrario.

En ese sentido, Brito aclaró que es parte del proyecto también hacer modificaciones: “Lo que pasó en el partido contra UAI Urquiza no es lo habitual, no es todos los partidos tenemos esa convocatoria de gente. Estamos pensando en cambios desde la comodidad de la gente que viene a ver los partidos y la comodidad de los medios que vienen a cubrirlos. Pensamos en una estructura sobre Lugones para la prensa y que los espectadores también tengan su lugar”.

Todas podemos

Florencia Chiribelo comenzó a jugar al fútbol a los 27 años. A los 29 jugó su primer torneo en AFA y hoy con 34 defiende los tres palos de River: “Empecé jugando en Ferro y después de tomarme un tiempo tuve la oportunidad de probarme en River y quedar. Me costó un montón crecer y evolucionar, y me cuesta porque soy grande y no es lo mismo que jugar desde los diez años, pegarle a la pelota y aprender técnicas, me cuesta más”.

Twitear

Junto a su historia de vida, Chiribelo agrega que la profesionalización del fútbol alienta a que cualquier mujer que tenga ganas de jugar al fútbol, confíe en que pueda llegar y hacerlo, aunque aclara: “No fue gratis, no me fue fácil en absoluto, todos los días me sigue costando, pero creo que con trabajo ganas y sacrificio podes lograr grandes cosas”.

Justina Morcillo, por el contrario, empezó a jugar desde muy chica. A los 11 años llegó a River para quedarse y hoy es una de las mediocampistas dirigidas por Reyes. “El momento más difícil fue desde los seis años hasta los once, cuando jugaba con varones. Al principio les apreció raro y después lo aceptaban. En el torneo que competía era más complicado porque los otros equipos no querían que participe una mujerLos padres eran los primeros en quejarse, me pegaban y me hacían cosas. Eran cosas cotidianas en su momento y por suerte esa realidad está cambiando”.

La mirada puesta en las más chicas

“Desde la parte de las más grandes hay que entender que nosotras estamos dando este primer paso pero es nuestra responsabilidad hacer fuerza y luchar porque el futuro son las que están ahí sentadas”, indicó Chiribelo y agregó: “Hoy llegué y creo que sin nosotras esto puede quedar a mitad de camino. Es importante el esfuerzo y la lucha que sigamos dando de ahora en adelante”.

Morcillo expresó que la firma de contratos es clave “para nosotras y para toda las chicas que recién están empezando”“Ojalá todas puedan empezar y que sus padres no les digan que es algo para hombres ni que tengan que pasar esos momentos de machismo que sufrimos muchas de las que estamos acá sentadas”, indicó la mediocampista.

Frente a un auditorio repleto de pequeñas futbolistas, Reyes expresó: “Lo que me llena de emoción es que las niñas de las categorías inferiores están delante de sus ídolas, ya no tiene por qué ser solo varones, son sus referentes y pueden admirarlas para poder seguirlas”.

Fuente: Minuto Uno

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar