Locales

Refacciones en el centros de Promoción Familiar

Los edificios de los centros de Promoción Familiar Javier Suppo, en barrio Botta, y Amadeo Sabattini, en el centro, están siendo intervenidos con tareas de reparación y mantenimiento por parte del municipio.

Los trabajos, coordinados por el Instituto Municipal de Inversión (IMI), se realizan en paralelo y tienen un carácter integral en ambos centros de educación inicial. El intendente Martín Gill observó las tareas en el espacio de barrio Botta, donde se llevó adelante la impermeabilización completa de las cubiertas de chapa y losa.

“Los jardines maternales son una propuesta pedagógica, donde los niños y niñas tienen la oportunidad de iniciar sus recorridos escolares desde los 45 días de vida. Trabajamos en el mantenimiento de los edificios para que sean el espacio adecuado en el que ellos puedan empezar a desarrollar toda su potencialidad”, expresó el titular del Ejecutivo municipal, que recorrió las instalaciones de barrio Botta acompañado por el presidente del Concejo Deliberante, José Carignano, y por el titular del IMI, Omar Regueira.

La intervención en el jardín maternal Suppo incluye también la reparación de todas las aberturas –de chapa, madera y aluminio- y su correspondiente sellado para evitar filtraciones. También se realizó el pintado de la fachada del edificio, que también alcanzó a las rejas.

Por otra parte, se repararon los muebles de bajo mesada y pérdidas de agua, a la vez que se realizó el mantenimiento de los equipos de aire acondicionado y el reemplazo de algunos de éstos.

El Centro de Promoción Familiar Javier Suppo recibe diariamente a 140 niños y niñas de entre 45 días y 3 años. Cuenta con seis salas para su atención y contención en un proyecto pedagógico, bajo la coordinación de la Secretaría de Educación del municipio.

En el Amadeo Sabattini

El Centro de Promoción Familiar Amadeo Sabattini, ubicado en calle Santa Fe al 1200, también está siendo objeto de múltiples tareas de acondicionamiento integral, también coordinadas a través del IMI.

En este jardín, que cuenta con nueve salas para 205 niños y niñas desde los 45 días a los 3 años, se trabaja en la impermeabilización de las cubiertas de losa y de chapa, solucionando grietas y filtraciones. A la vez, se optó por retirar lucernas y reemplazarlas por techo de chapa transparente.

Además, se trabaja en la realización de un módulo de cocina y baños nuevos para la sala a la que asisten los más pequeños.

En los muros, en tanto, se realizan nuevos revoques en zonas deterioradas para después proceder al pintado.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar