fbpx
Business

Reestructuración en Coca-Cola: la empresa desmiente un traslado de sus operaciones en Argentina en medio de rumores

La operación no implicará -en principio- modificaciones para los consumidores, ya que todos los productos se seguirán fabricando y comercializando normalmente a nivel nacional.

Sin embargo habrá reducciones en el plantel. La empresa puso en marcha un plan de retiros voluntarios. A nivel mundial, la compañía informó que comenzará con un plan de retiros en Canadá, Estados Unidos y Puerto Rico de 4.000 empleados y que se extenderá a otros mercados.

La multinacional tiene 14.000 empleados en forma directa en el país pero, según la compañía genera a su vez unas 160 mil fuentes de trabajo de manera indirecta.

La decisión de Coca-Cola representa un cambio simbólico e importante porque la marca había concentrado históricamente el manejo de las operaciones para el Cono Sur en Buenos Aires. Sin embargo, a partir de esta decisión, todas las decisiones regionales se tomarán en Brasil.

«La compañía y sus embotelladores seguirán operando en el país», confirmaron desde Coca-Cola, y desmintieron «categóricamente que esté contemplando un traslado de sus operaciones en Argentina». También admitieron que la empresa «está realizando una reorganización de su estructura a nivel mundial con el objetivo de acelerar su estrategia de crecimiento».

En América Latina, la reorganización contempla la creación de tres nuevas zonas geográficas. Argentina se integrará en la nueva estructura para el sur de la región, que incluye también a Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile y Bolivia, explicaron en la multinacional. El presidente de esa zona estará basado en Brasil y será de esa nacionalidad. Luisa Ortega, la actual titular del área, pasará a controlar los negocios en Centroamérica.

Sin embargo, aseguraron que el resto de los empleados regionales están distribuidos en todos los paises (incluso algunos fuera de la región). La idea de la empresa es ir hacia una estructura más en red, con gente trabajando para cualquier país desde cualquier país.

La decisión de Coca-Cola generó bastante revuelo en las redes sociales, como también repercusiones políticas, en medio del éxodo de empresas como Glovo, Falabella, Sodimac, Latam, Air New Zealand, Nike, Lee y Wrangler, entre otras.

A tal punto que el Gobierno salió a negar en los últimos días que se esté viviendo un «éxodo de empresas». Según el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, las compañías que dejan de operar en el país son «casos puntuales» y no se trata sólo de un problema argentino, sino de una retracción que se da a nivel global.

«La pandemia golpea a la economía argentina como lo hace en todo el mundo. En nuestro país, se suma a las consecuencias del último gobierno, período en el cual cerraron más de 25 mil empresas», justificó la versión oficial.

 

Fuente clarín

Mostrar más
Botón volver arriba