fbpx
Provinciales

Multaron a 3.479 personas por conducir fumando en la capital provincial.

No está permitido fumar mientras se conduce un vehículo en la ciudad de Córdoba. Afirman que es por razones de salud y de seguridad vial.

En la ciudad de Córdoba se multa a más personas por fumar mientras conducen que por circular sin casco empuñando el manubrio de una motocicleta. Quizá resulte difícil creer esto, pero es absolutamente cierto. Pruebas al canto.

En 2019, mientras se labraron 3.479 actas de infracción por manejar un automóvil e ir dando pitadas al cigarrillo al mismo tiempo, se sancionó a 2.323 conductores de motovehículos por andar sin el elemento de seguridad colocado en la cabeza, tal como indican las normas de tránsito.

La disparidad puede comprobarse en el informe de contravenciones registradas el año pasado, elaborado por los Tribunales Administrativos Municipales de Faltas de Córdoba capital.

En la tabla que considera los 28 incumplimientos más frecuentes a las disposiciones exigidas por las ordenanzas vigentes, conducir un auto “quemando” tabaco al mismo tiempo ocupa el puesto 17°, ocho lugares por encima de manejar una moto sin llevar casco.

No abonar el estacionamiento tarifado encabeza el ranking con una ventaja sideral sobre el resto: 108.886 infracciones. Estacionar en espacios prohibidos y conducir utilizando de manera simultánea teléfonos celulares, completan el podio con 57.610 y 28.550 multas, respectivamente.

Sobran las razones

“Me parece bien que se sancione a quienes fuman cuando conducen por varias razones, pero principalmente por dos”, considera y anticipa los fundamentos de su opinión el médico Bartolomé Lungo.

“Uno de los motivos es que si el fumador viaja con sus hijos o con alguien más en el vehículo, los obliga a fumar de manera pasiva, lo que afecta la salud. El otro es que el conductor está expuesto en forma permanente a distracciones y el mínimo descuido, cuando maneja, puede ocasionar accidentes con consecuencias graves para él o para terceros”, apunta y razona el reconocido neumonólogo.

“Además, cuando se fuma dentro del auto, la nicotina y otras sustancias tóxicas que libera la combustión del tabaco impregnan el tapizado y se van liberando lentamente, lo que también es insalubre”, destaca. Lungo trabajó de manera activa en la promoción de las leyes antitabaco y de los tratamientos para dejar de fumar.

Inspirador

La ordenanza 12.104 (que sanciona a quien fuma mientras maneja) encontró sentido en aportes técnicos y científicos de Bartolomé Lungo. El médico se graduó en la Facultad de Medicina de la UNC y desarrolló su carrera en Córdoba.

El instrumento legal fue sancionado por el Concejo Deliberante el 7 de noviembre de 2012. Entró en vigor el 21 de enero del año siguiente, cuando fue reglamentado y publicado en el Boletín Municipal. La norma persigue, entre otros propósitos, disminuir la accidentología y desalentar el consumo de cigarrillos al manejar.

Alejandro Agoglia, subdirector de la Policía Municipal de Tránsito, pone énfasis en una de las tantas razones para sancionar la infracción. “Al encender el cigarrillo o cuando sacude la ceniza que se le cae sobre la butaca, el conductor se distrae inevitablemente y ese descuido puede ocasionar siniestros lamentables ya que pierde la visión periférica o el sentido de su derrotero durante ese instante”, dice el funcionario.

Agoglia atribuye en gran medida este tipo de faltas “al desconocimiento en general de la prohibición de fumar mientras se maneja”. Para castigar la contravención, el Código de Convivencia (CC) contempla multas que van de 1.400 a 4.320 pesos.

El CC reza textual: “El conductor que circule fumando cigarros, cigarrillos, pipas y otros productos similares, será sancionado con multa de tres a nueve UEM”. Cada unidad económica municipal equivale a ocho litros de nafta súper de YPF, hoy casi en 60 pesos.

Números que no se hacen humo

Hace 7 años que se sanciona esta falta en la ciudad.

Conducir fumando fue la octava multa más aplicada a los automovilistas en 2019.

Pitadas caras. Las multas por fumar mientras se maneja un vehículo van de $ 1.400 a $ 4.300.

Desconocimiento. La ordenanza 12.104 (que sanciona la falta) rige desde el 21 de enero de 2013. Sin embargo, la mayoría de los ciudadanos ignora su existencia.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: