fbpx
Opinion

MIGUEL ANDREIS| Telefonía celular, Internet y cable. Un congelamiento de los Servicios que nos quemarán

A través de su cuenta de Twitter, Alberto Fernández anunció el congelamiento de tarifas hasta el 31 de diciembre de los servicios de telefonía celular y Fija, además de las prestaciones de internet y cable. Fueron declarados como “servicios públicos”.  Lo que muy posiblemente pase es que, dentro de no demasiado tiempo, pidamos a gritos al gobierno nacional que “descongele” los precios de los citados productos. No nos debería extrañar que los referenciados dejen de brindar el nivel de prestación que han ofrecido hasta el momento. No es el óptimo. No es de excelencia. Es costoso y sin ningún control elemental de parte del Estado en sus valores, como se hace en todo el mundo responsable. Esto, quizás sirva para que comprendamos el poder de las corporaciones y los negociados de los mismos con el gobierno. Está claro, y lo dan a entender entre líneas, las firmas multinacionales, que mientras no puedan imponer sus valores, tales empresas, no invertirán un solo peso de mantención. El amague de protección del gobierno a los intereses económicos de la sociedad, es otra de las mentiras con los que nos hacen desayunar todos los días. Nos volvieron a poner las zanahorias al frente de las narices y nos creímos otra falacia con las que nos tienen en estadío de paraplejia.

Esta semana, en muchas partes del país ni internet, ni las empresas telefónicas ni el cable, funcionaron a pleno y, esto muy probablemente, se observé más nítidamente, con el pasar de las semanas. Esto se irá degradando por falta de mantención. No habrá inversión por cada una de las empresas a las que se les congeló las tarifas. Obvio, repercutirá en lo que brindan. Quedaremos cercados por una peor prestación. No nos aumentarán en dinero, pero lo pagaremos con tiempo y calidad. A punto tal, que, en cualquier momento, esto que nos dijeron desde el Ejecutivo Nacional, que se trataba de cuidar el bolsillo al “pueblo”, no dejó de ser otro de los tantos disfraces que usa el poder en función de continuar vendiendo una imagen, que no es otro caso de un relato escrito en un papel mojado. El pueblo, los usuarios, la sociedad toda, en general casi festejamos el anuncio de no permitir la acentuación de los guarismos en sus facturas. En la medida que continuemos con tanto infantilismo e ingenuidad, seguiremos siendo un blanco fácil de dominación… Claro, por ahora lo único que interesa en el país y a quienes gobiernan, es el COVID 19… La enfermedad de alta gravedad del bolsillo, es secundaria. Nos van marcando el camino de un sometimiento que como pueblo no tiene antecedentes. Eso es solo por ahora…

Mostrar más
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: