fbpx
Destacada

Encuesta en la provincia: Schiaretti y Gill los que tienen mejor imagen

Un estudio de la consultora Pulso Social midió la imagen de los principales dirigentes cordobeses. Fue a fines de julio y a principios de agosto.

a vida política sigue, a pesar de la cuarentena. Los dirigentes mantienen altos perfiles, algunos en el gobierno y otros en el llano. Donde sea, sus figuras siempre se destacan en la sociedad que los mira en busca de alguna respuesta ante tanta incertidumbre.

En ese contexto, la consultora cordobesa Pulso Social realizó un extenso trabajo de opinión pública, a finales de julio y principios de agosto, en el que midió, entre otras cosas, la imagen de algunos de los principales dirigentes de la provincia.

Puso a consideración los nombres de cinco dirigentes: Juan Schiaretti, Manuel Calvo, Martín Llaryora, Martín Gill y Ramón Mestre.

Es Schiaretti el que tiene imagen positiva más alta. Entre “buena” y “muy buena”, las opiniones favorables alcanzan el 51% (contra el 49% de “mala” o “muy mala”).

El diferencial (imagen positiva menos imagen negativa) le da al gobernador +2.

Schiaretti es el único de los dirigentes cordobeses medidos en el estudio que tiene más imagen positiva que negativa.

“Recién ahora, la imagen de Schiaretti se ubica en los mínimos registrados de, al menos, los últimos 24 meses. Su imagen poselecciones 2019 había tocado picos superiores a 70% de positiva y se mantuvo en márgenes muy altos durante muchos meses, incluido marzo y abril”, afirma el politólogo Nicolás Meloni, uno de los directores de Pulso Social.

“La imagen de Schiaretti siempre fue bastante consistente con la evaluación de su gestión. El gobernador siempre ha sabido mantener la evaluación positiva en su imagen personal y en los temas de su agenda de gestión”, agrega Meloni.

¿Por qué cae la imagen del gobernador entre mayo y junio? “Fue luego de la decisión de la reforma del régimen de jubilaciones y pensiones”, dice el politólogo. “Sin embargo, en agosto registró un nuevo repunte de unos pocos puntos”.

El resto

Volviendo a la imagen, en el estudio aparece Gill. El secretario de Obras Públicas de la Nación alcanza una imagen positiva del 21%, contra una negativa del 26%. La diferencia es de -5.

El dato: el villamariense registra un alto nivel de desconocimiento. Caso el 53% de los encuestados dijo que no lo conocía.

Por su parte, Llaryora suma 45% de imagen negativa, contra un 36% positiva. En su caso, el diferencial es de -9 (y el desconocimiento llega al 19%).

También se midió la imagen del vicegobernador de la provincia, Calvo. Tiene una imagen positiva del 18% y una negativa del 30 (-12).

Como pasa con Gill, Calvo también registra un alto grado de desconocimiento de la población. Según la encuesta, el 52% dijo que no lo conoce.

La encuesta también midió a Mestre. El exintendente radical es el imagen negativa más alta: 62%, contra una positiva del 24% (-38).

Schiaretti

El trabajo indagó en algunos temas de gestión de la Provincia. Por ejemplo, preguntó “¿cuánta confianza le inspira el gobernador Schiaretti?”

El 42% dijo que “poca” y el 32%, “nada”. Esos porcentajes han ido bajando, ya que en mayo el 50% decía que “poca” y el 33% “nada”.

Como contracara, los que dicen “mucha” confianza pasaron del 13% en mayo a 21% en agosto.

También hubo consulta sobre la gestión de Schiaretti, algo que abarca mucho más que la imagen personal del mandatario.

Allí, se muestra una caída de la opinión positiva: pasó del 89% en marzo al 56% en agosto (la “negativa” creció del 7% al 41%).

Llaryora

Por el lado de la Municipalidad, la encuesta muestra que la calificación negativa sobre la gestión actual creció en agosto: pasó del 53% en mayo al 61%. La positiva, en tanto, bajó del 44% al 38%.

Según el análisis, apenas el 6% de los encuestados dijo que la gestión municipal era “muy buena”. ¿Cuántos respondieron “muy mala”? El 31%.

“Desde el principio de la gestión, Llaryora no logra encontrar su lugar”, explica Meloni.

“Si bien arrancó con un nivel de imagen superior al que tiene ahora, en torno a 44%, por la pandemia no ha podido desarrollar su agenda de gestión”, analiza el consultor. “Sólo intentó, antes de marzo, mostrar su plan”.

“Sucede con Llaryora que la vinculación con el capitalino aún no está consolidada, y tampoco tuvo la oportunidad de aumentar sus niveles de consenso, más que para aportar a la solución de la pandemia desde lo local. Ese concepto, a seis meses de cuarentena, ya pierde fuerza”, afirma el politólogo.

“En el medio, tuvo que gestionar el problema del transporte y algunas situaciones de recorte al Suoem. Pero ante la ciudadanía de Córdoba, aún no logra capitalizar esas acciones. Lo de Llaryora pasa más por el tiempo, por su construcción politica de futuro, y su agenda de trabajo local”, cierra Meloni.

Sobre el transporte, uno de los temas más delicados en la ciudad de Córdoba, el 31,3% de los encuestados afirmó que el principal responsable del conflicto es la Municipalidad.

En segundo lugar, el 22,5% dijo que era “el sindicato de choferes” y tercero, el 21,3 mencionó a las “las empresas de transporte”.

También se le mencionó a los encuestados cinco problemas de la ciudad. “¿Cuál es el primero que debe solucionar Llaryora?”, fue la pregunta.

Aunque no tiene a su cargo la policía ni es responsable de ninguna fuerza de seguridad, para la gente la Municipalidad debe solucionar primero “la inseguridad”.

Las respuestas quedaron así:

  1. Inseguridad (30%)
  2. Transporte público (26,3%)
  3. Orden en las cuentas municipales (20%)
  4. Problemas con empleados/Suoem (12,5%)
  5. Residuos (8,8%)

COE

El extenso informe también se ocupó de consultar sobre el Centro de Operaciones de Emergencia (COE), que tiene a su cargo todo el trabajo relacionado con la pandemia por Covid-19.

El 48% de los cordobeses aprueba al COE, sin diferencias significativas entre Capital y el Interior. Allí, se observa una baja, ya que en mayo era de 63%.

La salida paulatina de la cuarentena goza de aprobación: el 67% de la muestra está “muy o algo de acuerdo”, lo que podría indicar en cierta forma el fastidio de la sociedad con el aislamiento 120 días después de su comienzo.

Respecto a la coyuntura actual de Córdoba, Pulso Social puso a disposición de los encuestados un menú de medidas para evaluar su aprobación.

En primer lugar, el 79% de los encuestados aprueba la prohibición de espectáculos públicos.

Luego, las multas por reuniones sociales con un 70% de aprobación, y en tercer lugar las multas por no usar barbijo en la vía pública con un 59%.

¿Y la prohibición de gimnasios y centros deportivos? Suma el 39% de aprobación, contra un 61% de rechazos.

También se consultó a los cordobeses sobre el impacto de la pandemia en las familias de Córdoba.

“Si les preguntamos a los cordobeses qué le preocupa más: el coronavirus o su situación económica, el 61% dijo la situación económica”, explica el estudio.

Por su parte, el 71% de las familias dice haberse tenido que endeudar a causa de la pandemia.

“Tuve que recurrir a mi tarjeta de crédito” y “dejé de pagar impuestos nacionales, provinciales o municipales” son las dos opciones más elegidas, con un 35% y 34% respectivamente, seguidas por el no pago de los “servicios públicos”, con un 31%.

Ficha técnica

Universo: población con acceso a internet de la provincia de Córdoba.

Tamaño: 800 casos efectivos (410 del interior y 390 de Capital).

Cuotas. por género, edad y nivel educativo.

Fecha: del 24/07 al 2/08.

Instrumento y método de recolección: cuestionario autoadministrado en plataforma web / recolección multiplataforma.

Fuente: La Voz del Interior

Etiquetas
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: