fbpx
Salud

La UBA participará de estudios con animales para probar la eficacia de una vacuna

Investigadores de la Facultad de Ciencias Veterinarias harán pruebas de la vacuna generada por investigadores de la Universidad de Wisconsin.

Investigadores de la Facultad de Medicina y de la de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Buenos Aires (UBA) participarán en las etapas iniciales del desarrollo de una posible vacuna contra la pandemia del coronavirus que se está desarrollando en Estados Unidos. Ellos serán quienes realicen las pruebas con animales.

En colaboración con un equipo de investigadores de la institución estadounidense, los expertos argentinos serán los encargados de realizar la prueba preclínica en animales, a fin de probar la eficacia de la vacuna MVA-MoCov, generada por investigadores de la Universidad de Winsconsin. Podría servir para inmunizar a la población humana frente al virus SARS-CoV-2 y para protegerla de otros coronavirus emergentes como el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) y el Síndrome Respiratorio de Medio Oriente (MERS).

El doctor Gabriel Capitelli, profesor titular de la cátedra de Biología de la Facultad de Medicina de la UBA, quien será parte de este estudio. El profesional explicó que “la vacuna es el único medio efectivo para proteger, no solo contra el coronavirus, sino contra cualquier enfermedad infecciosa. Se usa siempre como prevención y se vacuna en grandes masas de la población, tanto humana como de animales, para evitar que se produzca una pandemia como sucedió en este caso”.

“Hay que vacunar al 70 u 80% de la población para acortar el ciclo y, a partir de ahí, si todos están inmunizados, ya no podría entrar la enfermedad”, dijo. Y comparó la eficiencia de la vacuna con la de un tratamiento: “Tener un tratamiento no significa que uno tiene le panacea, porque por más de que sea efectivo, no protege sino que cura cuando la persona ya está enferma, y ahí depende mucho del paciente. No hay enfermedades sino enfermos. La misma enfermedad puede afectar a dos pacientes de la misma edad de formas totalmente diferentes: uno puede salir asintomático y, el otro, lamentablemente puede morirse”.

Tal como detalló el desarrollo de una vacuna para humanos tiene varias fases. En primer lugar, se refirió a la etapa de laboratorio, que es la que “permite obtener el antígeno que es lo que va a dar la respuesta inmunológica el día de mañana para que sea aplicado a un organismo vivo y genere los anticuerpos”.

Luego, se sigue con el “escalado” en el que se produce “un lote piloto que tiene que tener homogeneidad en todos sus compuestos para que pueda ser utilizado en estudios clínicos y se puede probar”. Esto da lugar a la siguiente instancia, en la que se revisa la toxicidad y la inmunogenicidad en animales que, en este caso, se hará en murciélagos y gatos.

 

Etiquetas
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: