Curiosidades

La Justicia le permitió a una nena tener una mamá y dos papás

Una niña de nueve años se negó a elegir a uno de los dos hombres que reconoce como padres. Fue luego de que el progenitor biológico impugnara la filiación reconocida por la actual pareja de la madre

Una nena tucumana de nueve años no quiso elegir entre sus dos papás y por decisión de la Justicia ahora tiene legalmente una madre y dos padres.

La decisión de la jueza Mariana Rey Galindo produjo el primer fallo de triple filiación o pluriparentalidad, en el que no están involucradas ni la adopción de integración ni las técnicas de fertilización asistida.

La Justicia intervino a partir de la demanda interpuesta por el padre biológico (Roberto) de ser reconocido legalmente como su progenitor, impugnando la filiación paterna de la ex pareja de la madre (Jorge), que reconoció a la nena como propia.

“Para poder dar una solución jurídica a este caso tuvimos que deshacernos de nuestros prejuicios y estereotipos para conectar realmente con las personas que participan en esta historia”, dice en su sentencia la jueza Rey Galindo.

July vive durante la semana con Jorge, su tía y una hermana en Amaicha del Valle, Tucumán. Pero los fines de semana los pasa con Roberto y otra media hermana, visitando o recibiendo la visita de su mamá, que habita otra casa con sus dos hijos más pequeños.

“En el momento en que ella nos dice que no quiere elegir, fue un reclamo muy fuerte y eso es lo que hemos receptado. Yo no puedo ubicarla en una posición de elección, de elegir entre dos padres que la vida le ha regalado”, dijo Rey Galindo.

En su fallo, la jueza resolvió reconocer “la constitución pluriparental” de esta familia de cuatro, concederle a Roberto el derecho de ser reconocido legalmente como padre de July, pero conservando también el mismo status para Jorge y ordenar al Registro Nacional de las Personas emitir una nueva acta de nacimiento para la niña, donde aparezcan sus dos padres.

Además, la niña decidió mantener su apellido legal y aclaró que iba a pensar más adelante si lo cambiaba o no.

“Los dos la aman y ella ama a los dos. No importa si el vinculo es biológico o de emplazamiento legal y eso hay que rescatar. Ellos aman a esa niña y ella a ellos. El Estado no puede privar a nadie del amor que recibe”, agregó.

La magistrada ubicó los inevitables tecnicismos en citas al pie o los aclaró entre paréntesis. De todos modos, para que la niña entendiera el fallo, escribió un resumen explicándole todo de modo claro y directo.

“Juli, tenés razón cuando decís ”que no querés elegir entre tus dos papás”. Tenés derecho a conservar a los dos, al papá Roberto y al papito Jorge. También tenés razón al no permitir a los grandes -y admiro tanta valentía- que te exijan ese tipo de elección. No hay nada que elegir. Vos no tenés que elegir entre Jorge y Roberto. Porque según lo que hablamos y me hiciste saber, es que sentís que los dos son tus papás. Listo eso es lo importante. Y así lo voy a escribir en esta sentencia”, escribió la jueza, dirigiéndose a la menor.

“La destinataria de esta sentencia es ella. Hay otras dos personas involucradas que tampoco son ni abogados ni están conectados con el mundo jurídico y yo tengo la obligación de hacerme entender. Los abogados debemos ser conscientes que le hablamos a la gente. En el mismo texto les pedí a los abogados que expliquen a sus clientes si ellos creen que he sido lo suficientemente sencilla”, contó.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: