Opinion

JOSÉ NASELLI | Borrando con el codo…¿éste es el “cambio”?

Escribe: JOSÉ NASELLI – Ex Tribuno – Vecino

“TRISTEZA NÀO TEM FIM”

A comienzos del 2015, ya llevábamos más de 25 años de “justicialismo” en el poder, con la brevísima excepción del periodo aliancista (diciembre de 1999 -diciembre 2001). A pesar del llamado “viento de cola” en materia económica, por el excepcional aumento de los precios internacionales de los productos agropecuarios, los bolsones de pobreza preexistentes SUBSISTÍAN INTOCABLES, especialmente en el conurbano bonaerense, y en las mal llamadas “provincias pobres”. Los escándalos por corrupción eran cada vez más frecuentes y de mayor volumen. De tal manera se fue instalando en vastos sectores de la sociedad, la necesidad de que llegaran nuevos y refrescantes vientos, que empujaran a la Argentina a un carril histórico distinto. Fue así que el 21 de enero de 2015 alumbró una nueva alternativa, alentada en ese entonces por Carrió, Macri y Michetti, que. interpretando el deseo profundo de CAMBIO, se nutrió de otros sectores de la vida pública. Era para millones de compatriotas, la ESPERANZA de un verdadero CAMBIO, no de nombres, sino de obrar con una actitud DISTINTA las gestiones gubernativas. Han pasado 5 años desde entonces. Y pareciera que esas anhelosas esperanzas se han estrellado en una abrupta realidad, y como en el “juego de la oca”, una vez más ¿Cuántas veces? debemos volver a empezar. Creo, sinceramente, que el tremendo dolor y frustración de mucha gente que apoyó a Cambiemos hace 4 años, no es tan sólo el ánimo frente a una elección desfavorable. Es más bien una sensación de FRUSTRACIÓN por la oportunidad perdida. Como diría la letra del tango “Rencor”: “…la odio por el daño de mi amor deshecho…”. La tristeza del desengaño, parece no tener fin.

INCOHERENCIA

Siempre he sostenido que Villa María es un espejo en el cual se refleja la tragedia nacional. La hegemonía del justicialismo en el poder de la Villa, ya lleva largos 20 años. Gestión que ha combinado algunos aciertos de orden material, con verdaderas lacras de orden moral. Si tales máculas, algunas monstruosas, no han conmovido al ciudadano, lo ha sido gracias a la complicidad de parte de la magistratura, que se ha comportado como garante de la impunidad, antes que en el brazo equidistante de la ley. En estos días, el Sr. Intendente Municipal apura la copa del éxito, atizando la entrega de la Plaza Ocampo, a la gestión privada. Y a pesar de que en apenas 3 meses va a asumir una nueva plantilla de legisladores comunales, su urgencia deviene porque sabe que, en la actual conformación de las bancadas supuestamente opositoras, dos ediles elegidos hace 4 años, por los ciudadanos que aspiraban A UN CAMBIO, hoy es más que probable que vuelvan a levantar su mano, (como lo hicieron con la entrega del salón de los deportes), y así. otorgarle al Intendente la mayoría necesaria para llevar a cabo sus designios. Esos ediles, en una muestra de incoherencia pavorosa, espeluznante, están cometiendo uno de los pecados más imperdonables en la actividad política. Cuál es la evidente disociación entre el discurso y los hechos.

UN RECLAMO PROFUNDO

LEEMOS: En conclusión, resulta palmario que la actividad de destrucción de la plaza Anselmo Ocampo y edificar sobre ella un mega emprendimiento (hotel, torres, oficinas, etc.), afecta directamente el patrimonio cultural, natural e impacta negativamente sobre el medio ambiente por lo que procede la aplicación de los artículos 11, 12, 19, 20 y 21 de la Ley General del Ambiente 25.675.” Esta es COPIA TEXTUAL de uno de los párrafos firmados por el actual concejal DELFÍN ARMANDO POLACK, en las presentaciones que realizara ante la Justicia, para evitar la entrega del patrimonio a la entonces empresa TEXIMCO SA. Me pregunto. Su preocupación por el medio ambiente: ¿Era genuina? Si incluso se ratificaba en ese sentido cuando citaba a la Suprema Corte de la siguiente manera: “la tutela del ambiente no significa detener el progreso, sino por el contrario, hacerlo más perdurable en el tiempo, de manera que puedan disfrutarlo las generaciones futuras” (CSJN, 26-3-2009). Sr. Polack: ¿Qué cambió en Vd. para que ahora el medio ambiente no importe? En cuanto a la Concejal KARINA BRUNO, le recuerdo que ese sillón que Vd. ostenta, le fue propuesto por los que creímos, que el CAMBIO que muchos argentinos pretendíamos, era posible. Soy uno de los tantos que creíamos que Vd., como su mentor, el ahora “silencioso” Sr. DARÍO CAPITANI, podían representar cabalmente el anhelo de CAMBIO de tantos argentinos. Lamento decirles que mi decepción con ustedes es inmensa, dolorosa, infinita. Lejos de representar al CAMBIO, se me antojan los abanderados del continuismo de los vicios y mañas de la vieja política, que han hecho del arte de gobernar, una actividad vaciada de todo concepto ético.  Sres. POLACK, BRUNO, CAPITANI. Vds. fueron votados no en función de sus personas, sino en función de las ideas que expresaban. USTEDES FUERON VOTADOS PARA COMBATIR LA CORRUPCIÓN. No maten nuestras esperanzas. Sean consecuentes con tales ideas. No es mi reclamo. ES EL RECLAMO DE MILES DE VILLLAMARIENSES QUE, EN ALGÚN MOMENTO, CREYERON EN USTEDES.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar