fbpx
Curiosidades

El Servicio Meteorológico pronostica nevadas para Mar del Plata

De acuerdo con el organismo oficial, existen probabilidades de que el fenómeno se registre esta semana. ¿Qué condiciones climáticas deberían darse para que nieve en la ciudad?

El Servicio Meteorológico Nacional informó hoy que existen probabilidades de que se produzcan nevadas en Mar del Plata y la zona esta semana.

A días de haberse cumplido 29 años de la histórica nevada de 1991 en Mar del Plata, resurge la probabilidad de que nieve en la ciudad, de acuerdo con los pronósticos oficiales.

La semana comenzó con un lunes extremadamente frío y una sensación térmica que en horas de la mañana fue de cinco grados bajo cero. Las jornadas frías se repetirán esta semana.

La probabilidad de nevadas, según el organismo oficial, rige para el miércoles a la noche y el jueves a la mañana. 

De acuerdo con el pronóstico extendido, el miércoles se vivirá un día particularmente frío, con una mínima de apenas 2 grados y una máxima de solo 8 grados.

Durante el día se registrarían lluvias y chaparrones y hacia la noche podrían producirse nevadas, que podrían extenderse hasta la madrugada siguiente.

Desde el Servicio Meteorológico Nacional informaron que la probabilidad de nevadas seguirá vigente el jueves, para cuando se espera una temperatura mínima de 9 grados y una máxima de 13.

Se pronostican vientos leves, de entre 23 y 31 kilómetros por hora, tanto para la noche del miércoles como para la madrugada y la mañana del jueves, cuando podría producirse el fenómeno.

En los últimos años, solo ocasionalmente se registraron nevadas en la ciudad, en su mayoría leves, sin que los copos se asienten y se acumulen sobre las superficies. En medio de la pandemia, la posibilidad de que el fenómeno se produzca recobró fuerza. El tiempo dirá.

¿Qué condiciones deben darse para que nieve?

Hay 3 factores que tienen que coincidir para que se forme la nieve: aire frío, precipitación y humedad. Pero al igual que ocurre con cualquier receta, estos ingredientes tienen que estar en su justa medida.

El aire debe ser frío, pero no demasiado. Y no basta que sea frío solo en la superficie, sino que su temperatura tiene que ser igual o inferior a 0°C en las distintas capas de la atmósfera, y así evitar que el copo se derrita en su camino hacia el suelo.

La humedad es fundamental. Las masas de aire oceánicas son las que más chances tienen de generar nieve por su alto contenido de vapor de agua. Una prueba de esto son los Valles Secos de la Antártida, donde a pesar de las temperaturas muy bajas durante todo el año,el aire es continental y seco, por lo que hay hielo pero nunca nieve.

El proceso para tener nieve empieza en las nubes, cuando las pequeñas gotitas de agua se juntan y congelan. Este proceso de congelamiento es tan rápido que en vez de formarse gotas congeladas se forman cristales de nieve con forma hexagonal.

A medida que estos cristales viajan dentro de la nube, otras partículas de agua comienzan a unirse a ellas y se congelan creando complejas geometrías hexagonales, que son las que conocemos como “copo de nieve”.

Si estos factores se combinan, podría registrarse una nevada contundente en Mar del Plata.

Los copos y sus formas

Existen tantas formas de copos como combinaciones de humedad y temperatura puedan existir. Esto hace que sea imposible encontrar dos copos iguales.

Los más sencillos tienen forma de placas hexagonales simples, pero cuanto más alta es la humedad y más baja la temperatura, más compleja es la forma, y comienzan a aparecer puntas y extensiones ramificadas simétricamente en cada extremo. Lo sorprendente es que siempre tienen 6 lados simétricos.

Mostrar más
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: