fbpx
Provinciales

El PJ cordobés y la urgencia por ocupar las bancas vacías en el Congreso ¿Y el local Héctor Muñoz?

A la inminente confirmación de Caserio como integrante del gabinete, se suma la renuncia de Llaryora, que asumirá la intendencia. ¿Quiénes entran?

La noticia que sacudió el escenario político la semana que pasó tuvo a un cordobés como protagonista excluyente. En el marco del armado legislativo para el período que comienza en dos semanas, Alberto Fernández le propuso a Carlos Caserio hacerse cargo de una cartera del Gabinete Nacional y que dejara su banca en la Cámara Alta para poder facilitar a unificación del los bloques adherentes al Frente de Todos. En su última sesión, la Cámara de Diputados había aprobado la renuncia de Martín Llaryora, que el próximo 10 de diciembre asumirá como Intendente de la capital provincial.

El panorama abre, de esta manera, la posibilidad de ubicar a dos nuevos referentes de Hacemos por Córdoba en el Congreso de la Nación, uno por Cámara. La disputa no es tan sencilla como puede imaginarse en una primera lectura que ordena todo a partir de las boletas que se pusieron en juego en las elecciones del 2015 y el 2017. También se abre un nuevo campo de negociaciones con la administración de Alberto Fernández, aunque desde el Centro Cívico aseguran que ninguno de los nombres que ocuparán las bancas vacías integrarán el bloque mayoritario en el que se nuclea el peronismo que será oficialista desde el 10 de diciembre.

En ambos casos, la discusión gira en torno a cómo se aplica la normativa interna que establece la forma en que se realizan los reemplazos. Si bien las últimas reformas establecen que las bancas deben ser ocupadas por representantes del mismo sexo, no estaba vigente en los años en que se realizaron los comicios, por lo que la lectura será peleada en ese sentido.

El reemplazante de Martín Llaryora es Daniel Passerini, que también deberá renunciar para hacerse cargo de la viceintendencia. La dirigente riocuartense Claudia Márquez es la que sigue en la lista que compitió en el 2017. En el Centro Cívico descuentan que no habría mayores dificultades en el armado si ella es quien se haga cargo de la banca que deja Llaryora. No pasa lo mismo con Héctor Muñóz, el primer hombre que sigue en la lista a los renunciantes Llaryora y Passerini, que actualmente se desempeña como Jefe de Gabinete de la Municipalidad de Villa María. Vale recordar que Martín Gill, intendente de esa ciudad, fue uno de los más fervorosos militantes de la fórmula Fernández-Fernández, por lo que se descuenta que Muñóz no sumaría al esquema del peronismo cordobés sino que se alinearía con el próximo oficialismo. 

El panorama está un poco más claro en el Senado. Allí, Schiaretti sabe que «le quita» una banca el Frente de Todos. Cuando se confirme la partida de Caserio, su lugar será ocupado por la actual Defensora de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes de la Provincia, Amelia López, o por Juan Grosso, actual vocal del Directorio de Epec. En el peronismo provincial hay tranquilidad al respecto, aunque no queda del todo claro cómo se organizará ese bloque del peronismo en el Senado. La sesión preparatoria de la próxima semana terminará por saldar todas las dudas.

Fuente: lmdiario.com.ar

Mostrar más
Botón volver arriba