Nacionales

El excontador de los Kirchner busca ser el nuevo arrepentido

Manzanares fue trasladado desde el penal de Marcos Paz a Comodoro Py para declarar ante el fiscal Carlos Stornelli.

Los tribunales, que comenzaron a retomar su actividad habitual tras la feria judicial de enero, tienen por delante una agenda cargada de causas de alto impacto político.

La causa de los cuadernos de las coimas, en cambio, no tuvo pausas durante el verano, y el juez federal Claudio Bonadio aceptó nuevos arrepentidos, para poner bajo la lupa al entorno del fallecido Daniel Muñoz, quien fuera secretario del también extinto ex presidente, Néstor Kirchner.

En ese marco, el excontador de los Kirchner, Víctor Manzanares, fue trasladado este martes desde el penal de Marcos Paz donde está detenido a los tribunales federales de Comodoro Py, en el barrio porteño de Retiro. Según confirmaron fuentes judiciales, va a declarar en la causa de los cuadernos de las coimas, y busca ser aceptado como arrepentido.

Desde el entorno de Manzanares, explicaron a Télam que el traslado estaba vinculado con sus ganas de mantener una audiencia con el fiscal del caso, Carlos Stornelli, con el objetivo de iniciar las gestiones por segunda vez. El contador está involucrado en la parte de la causa de los cuadernos en la que se investigan el manejo de supuesto lavado de dinero desarrolladas por el fallecido exsecretario presidencial, Daniel Muñoz y su entorno, en Argentina y los Estados Unidos.

Tanto el supuesto testaferro de Muñoz, Sergio Todisco, como el exfuncionario Juan Manuel Campillo, mencionaron a Manzanares como partícipe en las maniobras de lavado. La indagatoria al colaborador del matrimonio Kirchner se produjo luego de interrogar a Todisco, quien habría confesado detalles sobre el rol de Manzanares en la salida de los 70 millones de dólares de las coimas que manejó Muñoz y se invirtieron en Estados Unidos. Ahora la defensa consideró que era oportuno que “realice aportes a la causa”, justo cuando se investigan los movimientos de esos fondos en Estados Unidos. Se especula que podría hacer el pedido para convertirse en imputado.

Manzanares está detenido en el marco de otra causa, “Los Sauces”, en la que se lo acusa de entorpecimiento, y sería el autor de un “bypass financiero” para desviar fondos, según la investigación que lleva adelante el juez Claudio Bonadio. Con esta operación, inyectaba presuntamente dinero a Máximo y Florencia Kirchner mientras burlaba la medida judicial del embargo que pretendía que el dinero de los alquileres de una veintena de propiedades sea depositado en cuentas judiciales. Ya en marzo de 2018, el contador negoció la posibilidad de convertirse en un arrepentido en esa causa, pero a último momento dio marcha atrás.

Fuente: El Intransigente

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: