fbpx
Internacional

Confinamiento en Francia y Alemania para frenar la nueva ola

En el país galo regirá una cuarentena general, aunque permanecerán abiertas las escuelas y Macron recomendó el teletrabajo. Angela Merkel anunció el cierre generalizado de las actividades de ocio.

Francia y Alemania anunciaron nuevas medidas de confinamiento para frenar el avance de la segunda ola de contagios de coronavirus, que también afecta a otros países de Europa.

El presidente francés, Emmanuel Macron, declaró una cuarentena general menos estricta que la primera, ya que las escuelas y los servicios públicos permanecerán abiertos.

Sin embargo, sólo se podrá salir de los domicilios para trabajar, recibir tratamiento médicos y para la compra de alimentos y otras necesidades básicas.

“El virus circula en Francia a una velocidad que ni las peores previsiones imaginaron”, declaró el mandatario, que también recalcó la prohibición de las reuniones y la circulación entre ciudades.

Macron consideró “indispensable” respetar las nuevas medidas que entrarán en vigencia desde el viernes hasta “como mínimo” el 1 de diciembre, luego del toque de queda anunciado hace dos semanas.

La canciller alemana, Angela Merkel, anunció estrictas restricciones de contacto para los ciudadanos y un cierre generalizado de todas las actividades de ocio, que regirían desde el próximo lunes y durarían al menos hasta finales de noviembre.

Las reuniones en público se limitarán a los miembros de solo dos hogares con un máximo de diez personas, los bares y restaurantes, clubes, discotecas y pubs permanecerán cerrados todo el mes y se permitirá la entrega y recogida de alimentos para su consumo en los domicilios.

Los deportes profesionales, incluyendo la Bundesliga de fútbol, se llevarán a cabo en noviembre sin espectadores y los eventos que sirvan para fines de entretenimiento y recreación estarán en gran medida prohibidos desde la próxima semana hasta finales de noviembre.

Mostrar más
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: