fbpx
Ciencia y Tecnología

Cómo juegan los niños digitalmente y por qué es innecesario pensar a la tecnología como buena o mala

Muchos adultos a cargo de menores de edad sabemos, a esta altura de la era digital, que hay juegos y aplicaciones que pueden servir de aliados al momento de entretener y educar a los chicos. Estas herramientas nos permiten, inclusive, darles autonomía a los chicos. Por otro lado, nos encontramos con una visión negativa del juego infantil con tecnología digital, por preocupaciones respecto del tiempo que transcurren con los dispositivos, su privacidad y contenidos.

De una forma u otra, la participación de los adultos siempre es vital. Tenemos un papel crucial para apoyar el juego de los niños con tecnologías digitales. Así lo señala una reciente investigación denominada “Children, Technology and Play (niños, tecnología y juego) publicada por Fundación Lego en colaboración con la Universidad de Sheffield (Reino Unido), Universidad de Ciudad del Cabo (Sudáfrica) y la agencia de investigaciones sobre la niñez Dubit (Reino Unido). El objetivo del estudio es mostrar cómo los menores de edad usan la tecnología y cómo ésta afecta su juego, aprendizaje y desarrollo.

El estudio se basa en nuevas pruebas que muestran las similitudes y diferencias en el juego de los niños con las tecnologías digitales en diferentes entornos y ubicaciones. Se tomaron muestras de niños y familias de Sudáfrica y el Reino Unido. Madres y padres en ambos países expresaron pensamientos positivos y negativos sobre el rol de la tecnología en la vida de los niños.

“Lo que surge en el informe de Lego es de qué manera los factores contextuales intervienen de manera definitiva en el aprovechamiento intensivo de los recursos. Lo que ocurre, finalmente, es que la determinación de los contextos por sobre las prácticas, o la determinación de las prácticas, permite explicar en gran medida las desigualdades de acceso a la tecnología que aparecen en el estudio, es decir, hay un 24% de chicos con acceso a computadora de escritorio o notebook en Sudáfrica, contra cerca de un 94% en el Reino Unido. Esos factores son contextuales porque el factor de acceso tiene que ver con una característica contextual macroeconómica de las condiciones reales posibles del aprovechamiento intensivo”, explica a Infobae Carolina Duek, doctora en Ciencias Sociales e investigadora de CONICET.

Duek investiga la dimensión del acompañamiento de adultos a menores desde hace más de 10 años y considera que una de las claves para pensar la relación de niños y niñas con la tecnología es que a cada paso se desmuestra que es absolutamente innecesario seguir pensando que la tecnología es buena o mala.

“La intervención de adultos que orienten las prácticas es lo que finalmente organiza, distribuye y en algún punto geolocaliza las posibilidades materiales y simbólicas que los chicos y chicas tienen para hacer un aprovechamiento intensivo de la tecnología. Este informe da cuenta de que el acompañamiento de un adulto presente, articulado, y con cierto saber, puede modificar el sentido de la práctica”, concluye.

Juego con propósito

Por su parte, Verónica Wolff, coordinadora pedagógica en Educación Tecnológica y trainer certificada de Lego Education, dice a Infobae: “Es complejo establecer paralelismos (con Reino Unido o Sudáfrica), sin embargo, desde Educación Tecnológica, basándonos simplemente en la observación de las actividades que realizamos y la reflexión realizada con los docentes con los que interactuamos, podemos decir que estamos en un punto medio. Muchos niños tienen acceso a la tecnología para jugar y para aprender mediante numerosos dispositivos, aunque no siempre bajo control parental o un estímulo positivo para el uso de los mismos”.

Explica que desde la escuela se está buscando formar no sólo a los alumnos sino también a los padres. “Durante este período de emergencia sanitaria, los padres han interactuado en mayor medida con las actividades de los hijos, acompañándolos y asistiéndolos en los proyectos que los docentes les planteaban. En función de la asesoría y asistencia que brindamos a docentes de diversas instituciones educativas, hemos podido observar cómo los padres se involucraban activamente colaborando y aprendiendo a resolver diversas situaciones problemáticas con los recursos constructivos y plataformas de programación de Lego Education. Inclusive hemos recibido muchas consultas de padres respecto de cursos y formación en robótica, no sólo para sus hijos sino también para ellos mismos”, concluye.

Algunas ideas y resultados de la investigación

-Los beneficios del juego con tecnologías digitales dependen del entorno de aprendizaje de los niños, tanto en el hogar y fuera de él, es una de las conclusiones de la investigación. El juego de los niños con la tecnología está conformado por el tiempo y el espacio en el que tienen que jugar, el formato de familias, y las experiencias, creencias y valores de sus padres, que afectan de acuerdo a cómo apoyan o limitan jugar.

-Los niños aprenden más del juego con tecnología digital cuando la aplicación, juego y/o programa es apropiada para sus necesidades, y cuando interactúan con un dispositivo de la manera correcta. Esto no significa, por ejemplo, que los adultos siempre tienen que estar presentes cuando los niños aprenden jugando. En efecto, hay evidencia de que los niños aprenden cuando juegan solos con una variedad de dispositivos. Por supuesto que esto tiene límites de tiempo y configuraciones apropiadas. Es importante que el contenido sea adecuado.

-Algunos niños en el estudio jugaron juegos en línea con sus padres (quienes vivían separados de ellos), y esto les permitió desarrollar una relación más fuerte.

Algunos juegos son mejores que otros para el contacto social. Los juegos de lucha suelen limitarse a uno o dos jugadores, pero los juegos de estrategia como Minecraft pueden alentar a niños a jugar juntos, o jugar como espectadores.

El juego digital puede ayudar a desarrollar una variedad de habilidades motoras, finas especialmente. Además, muchos niños fueron vistos uniéndose a miembros de la familia mientras siguieron rutinas de entrenamiento en YouTube.

El estudio encontró que los asistentes virtuales como Alexa, Google Home y Siri son juguetes populares en el Reino Unido, con muchos ejemplos de niños pidiéndoles que respondan preguntas absurdas o que cuenten chistes. Ayudan a desarrollar la curiosidad en los niños, que es una parte importante del aprendizaje y el desarrollo.

Jugar con tecnología digital puede ayudar a proteger a los niños en entornos peligrosos. El estudio sugiere que el juego de rol (videojuegos en donde se ponen en la piel de un personaje) ayuda a algunos niños a proteger sus bienestar mental, sobre todo cuando viven en un ambiente hostil o violento.

Los juegos y aplicaciones para programar permiten a los niños crear nuevos juegos (como en Roblox) y hasta jugar con miembros de su familia. Algunos de estos niños se habían involucrado en la animación y usaron computadoras de su hogar para programar.

Tablets y smartphones ayudan a la producción creativa, como dibujar y hacer películas. En ocasiones usan tutoriales de YouTube o más aplicaciones abiertas para aprender.

-Para algunos padres, existe una sensación de estar fuera de control y constante lucha sobre el contacto de sus hijos con la tecnología. En parte, porque sienten que a ellos les falta experiencia en el uso de la tecnología.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: