fbpx
Salud

Cómo aliviar los sofocos en la menopausia

Uno de los síntomas más temidos de la llegada de la menopausia son los sofocos. Se dan en un 75-80% de los casos.

Un sofoco, uno de los síntomas más conocidos de la menopausia, es como una oleada de calor que desde el pecho sube hasta la cabeza, haciendo que se enrojezca la zona del escote, el cuello y la cara. También puede notarse un aumento de temperatura en todo el cuerpo.

QUÉ OTRAS MOLESTIAS PROVOCA EL SOFOCO

  • Sudoración. El calor puede venir acompañado de una sudoración exagerada que haga que la persona se sienta mojada, sobre todo en cara, cuello y escote, pero también en las axilas, etc.
  • Taquicardias. Algunas mujeres, además del calor, notan también como el corazón se acelera y esto puede hacer que se sientan angustiadas mientras lo sufren. Pero no te preocupes porque, a pesar de lo que pueda parecer, la tensión arterial no se altera.
  • Problemas de sueño. Cuando estas sensaciones las experimentas de noche, pueden despertarte y tener luego problemas para conciliar de nuevo el sueño.

CÓMO ALIVIAR LOS SOFOCOS EN LA MENOPAUSIA

  • Evita el calor. Tanto en lugares cerrados o llenos de gente como en lo que tomes, ya sean comidas o bebidas.
  • Vístete «por capas». Vístete con varias prendas ligeras para poder quitártelas y ponértelas y así regular con ella la temperatura de tu cuerpo.
  • Tejidos naturales. Procura vestir con prendas de algodón o de otros tejidos naturales, que permiten transpirar bien.
  • Abanico. Lleva un abanico encima para aliviarte cuando notes la subida del calor.
  • Revisa lo que comes. Un exceso de comidas grasas, ácidas, especiadas o picantes y/o las ricas azúcares refinados favorecen la aparición de sofocos.
  • Y lo que bebes… Evita el alcohol y bebe mucha agua.
  • Procura estar en tu peso. Los estudios han visto que los kilos de más acentúan los sofocos.
  • Tómate los sofocos con calma. El estrés agrava los sofocos, así que mejor asumirlos con naturalidad. Si te cuesta, el yoga,la meditación y los ejercicios de relajación te pueden ayudar.

¿LA TERAPIA HORMONAL AYUDA EN CASO DE SOFOCOS?

La terapia hormonal solo está indicada si los sofocos son tan intensos que impiden llevar una vida normal. Pero debe ser el ginecólogo quien lo prescriba, ya que es un tipo de medicación que no suele aconsejarse debido a los efectos secundarios que puede provocar.

¿ES PELIGROSO TENER MUCHOS SOFOCOS?

Por ellos mismos no suponen más que una molestia, pero, si se sufren con frecuencia –más de 7 al día– es recomendable comentarlo con el médico porque pueden ser síntoma de que los niveles hormonales de la mujer son muy bajos y corre riesgo de sufrir osteoporosis o problemas cardiovasculares.

Fuente : Nexofin

Mostrar más
Botón volver arriba