fbpx
Salud

Casos de depresión e intentos de suicidio en cuarentena

La situación afecta más a madres solteras que se sienten desbordadas por las tareas escolares y por la crisis económica.

Las problemáticas más preocupantes por las que atraviesan las familias en situación de vulnerabilidad son la depresión y el intento de suicidio, por eso es que profesionales que trabajan en diversas instituciones del barrio Alto Comedero crearon un espacio de acompañamiento terapéutico y artístico al que denominaron “Con corazón” que está dirigido a quienes más sufren la cuarentena.

El mismo se desarrolla de forma virtual y su fin es generar propuestas para que atraviesen acompañados esta situación crítica que afecta a todo el mundo y que en muchos casos crea dificultades para sobrellevar el aislamiento social en el hogar, generando incertidumbre, preocupación y dificultades económicas.

Hay flagelos que se potenciaron en estos cuatro meses y medio de pandemia, “en adultos hay dolores en el pecho, angustia, algunos no pueden respirar, crisis de pánico y también cuestiones más graves porque tenemos altos índices de depresión con intentos de suicidio en familias, eso se incrementó muchísimo”, expresó, en diálogo con El Tribuno de Jujuy, Antonia Buenader, psicóloga e integrante de “Con corazón”.

“Lamentablemente la depresión y el intento de suicidio ocurre mucho en Alto Comedero, y no sólo esto afecta a las poblaciones jóvenes sino que las mamás también están desbordadas por las tareas escolares, por no tener el acceso a internet para poder realizarlas, por la falta de comida, son situaciones realmente muy complejas”, añadió.

En ese sentido sostuvo que “hay cosas que normalmente suceden con el confinamiento, como ser la pérdida de la voluntad, como que se pierde vitalidad en la experiencia de la vida. Entonces es importante trabajar eso, cosas que son normales, porque algo tan inesperado como una pandemia puede tener como consecuencias esas conductas pero no aquellas que lleven a situaciones más extremas que requieren más atención especializada”.

La psicóloga indicó que además de situaciones como las mencionadas anteriormente hay otras que ya existían desde antes y que también se potenciaron durante la cuarentena como ser los casos de violencia intrafamiliar que están mucho más invisibilizados que antes.

Un adulto tranquilo

“La cuarentena es una situación muy traumática, y más para quienes viven en situación de vulnerabilidad como algunas familias de Alto Comedero, que viven hacinadas o en contextos de violencia. Por eso no quisimos dejar de acompañarlos y sacarles todas las dudas, en especial, se sumaron muchas madres que están solas con sus niñitos y precisan apoyo. Si tenemos un adulto tranquilo, seguro, sostenido, también vamos a tener una familia que va a estar en buenas condiciones emocionales”, aseguró.

“Con corazón”

En el espacio participan integrantes de diferentes instituciones como ser profesores de la escuela “Marina Vilte”, del colegio “Divino Redentor”, hospital “Snopek”, escuela artística “Con los sueños intactos” y el programa “Entornos creativos”, y hay profesionales de distintas áreas. Pueden sumarse personas que residan en Alto Comedero, es libre y gratuito y de forma virtual. Para inscribirse comunicarse al 3885738173.

Las tareas también están ligadas a explicarle a la gente sobre la pandemia, todo lo que conlleva y las emociones que podrían sentir, además brindarles herramientas para realizar actividades y juegos entre todos.

Aporte desde el arte
El aporte de las artistas que integran “Con corazón” está relacionado a crear herramientas desde el arte para ayudar a que la gente se empodere y pueda expresar lo que siente. Ellas ya venían desarrollando actividades con jóvenes del barrio Alto Comedero.
Al respecto Eugenia Mur, integrante del espacio, comentó que “queremos generar ambientes más sanos para convivencia en el hogar, el hogar se convierte en el escenario principal en el que conviven cuerpos que sienten y expresan angustias, con el tener que estar encerrados y otras situaciones económicas o laborales que nos tocan. Por eso queremos poner el cuerpo, el sentir en primera persona y habilitar el lugar para la expresión para que podamos conocer nuestro cuerpo, indagarlo y preguntarle, y que comunique lo que le pasa”.
“Lo hermoso de esto es que es un encuentro entre familias y trabajadoras de la salud donde circula la palabra y un aprendizaje colectivo. El arte siempre nos va a permitir poner en juego nuestra creatividad, imaginación, nuestro poder de improvisación nuestra intuición entonces nos parecía muy importante poder compartir nuestras herramientas desde ahí”, agregó.
Previo a “Con corazón”, dentro de Alto Comedero ya existía una red de contención a mujeres que atraviesan situaciones de violencia, que estuvo conformada por muchos de los profesionales que formaron el espacio de acompañamiento terapéutico y artístico.
Por último Mur afirmó que “el cuerpo y la emocionalidad tienen gran importancia en este contexto, entonces las herramientas artísticas y terapéuticas son una aliada para nosotros y nuestra familia”.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: