fbpx
Policiales

Apriete narco en pleno procedimiento: “Sabemos muy bien quien sos”

140 kilómetros por hora marcó el radar. “‘Cortá’ a ese Focus negro que viene allá…”, fue la orden del policía de la Caminera a su compañero.

Eran poco más de las 10 de la mañana y el sol pegaba fuerte sobre la autopista Córdoba-Rosario. Allí estaba la “dupla” de uniformados de azul-negro-amarillo, a la altura de la localidad de Laguna Larga, controlando y multando a quienes no cumplían con las normas de tránsito.

El Focus negro fue detenido finalmente y uno de los policías se acercó a entrevistar a la conductora.

Mientras le notificaba que iba a ser sancionada por exceso de velocidad, el uniformado le solicitó la documentación. La mujer dijo que no tenía. La compañera de viaje, a todo esto, comenzó a ponerse “más que nerviosa”, según comentarían fuentes policiales.

La conductora no tenía documentación. Su compañera, al cotejar sus datos, tenía un pedido de paradero. Venían fuerte. Sobrados motivos para revisar el auto”, dijo una autoridad con acceso a la causa.

Así fue que los policías de la Caminera comenzaron a examinar el coche y abrieron el baúl.

Tras indagar en el habitáculo, divisaron, ya debajo de una alfombra, unos seis paquetes todos envueltos con cinta de embalaje.

“Llamá al jefe”, dijo uno de los uniformados. Al rato, arribarían más policías de la Caminera y una dotación de la Fuerza Provincial Antinarcotráfico (FPA).

Bastó que la carga fuera examinada con testigos para que se descubriera que era clorhidrato de cocaína. El peso: poco más de tres kilos. (3,178 gramos, según marcó la balanza digital de la FPA).

A los pocos segundos, arribaron numerosas autoridades, entre las que se encontraban el subjefe de Policía, Pablo Arregues, y hasta el ministro de Seguridad de la Provincia, Alfonso Mosquera.

El apriete

El operativo estaba a punto de terminar con el traslado de las detenidas, cuando surgió un tenso momento. Según voceros oficiales, una de las mujeres narco miró a una de las policías y le largó: “Sabemos muy bien quién sos… Y de dónde sos”, lanzó. “Callate la boca”, la cortó en seco la uniformada.

Las dos detenidas, de 31 y 55 años, quedaron a disposición de la Fiscalía del 3° Turno del fuero narcomenudeo de Córdoba. No se descarta que la causa pase al fuero federal.

La cocaína, en principio, tenía por destino a la ciudad de Villa María.

En ámbitos de la pesquisa había dos posiciones. Algunos especulaban con que las mujeres hayan sido las cabecillas de la banda, mientras que otros no descartaban que fueran meras “mulas” de la organización.

“No se descarta que otra parte de la banda haya ido en otro vehículo y que siguió de largo. Todo está siendo investigado”, dijo un investigador.

La pesquisa prosigue y no se descartan nuevas detenciones.

800 dosis para la venta

Con el secuestro de 710 dosis de cocaína estirada y 166 de marihuana terminó un allanamiento en un quiosco narco ubicado a metros de un club en el barrio Cooperativa El Progreso, en la Capital. El procedimiento, realizado por la FPA, terminó con las detenciones de una mujer y dos hombres relacionados con la actividad. Se hallaron 37.700 pesos.

La droga fue encontrada por Bjorn, un perro adiestrado de la fuerza.

Fuente: La Voz del Interior

Mostrar más
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: