fbpx
Salud

Adicción al ejercicio y trastornos alimentarios: una relación frecuente y no saludable

Por primera vez una revisión de estudios mostró que las personas con trastornos alimentarios tienen casi 4 veces más probabilidades de sufrir adicción al ejercicio.

Hacer ejercicio físico en forma regular es bueno para la salud física y mental. La evidencia científica es vasta y, con base en eso, lo recomiendan profesionales de la salud de todas las especialidades. Menos explorada está, sin embargo, la otra cara de la moneda: cuando la actividad física se convierte en una obligación, se practica en exceso y termina convirtiéndose en una adicción. Un nuevo trabajo halló que es mucho más frecuente en personas que tienen trastornos de la alimentación​.

La adicción al ejercicio se asocia a múltiples efectos adversos. A nivel físico se pueden producir fracturas por estrés, tendinitis y hasta puede verse afectado el sistema inmunitario. En las mujeres, muy ligado a los trastornos alimentarios, puede provocar la pérdida de la menstruación y incrementar el riesgo de osteoporosis​. Y en el hombres la disminución de la libido.

El ejercicio excesivo puede presentarse solo (como una afección primaria), o como una comorbilidad, es decir, asociada a trastornos alimentarios.

Los trastornos alimentarios son graves afecciones de salud mental que implican problemas serios vinculados a cómo se piensa sobre la comida y la conducta alimenticia. Se puede comer mucho menos o mucho más de lo necesario (atracones de comidabulimia y/o anorexia​). Se trata, por lo tanto, de un problema médico, no de un estilo de vida, ya que afectan la capacidad del cuerpo para nutrirse adecuadamente, lo que puede provocar complicaciones cardíacas, renales o hasta la muerte. Las personas que sufren estos trastornos deben recibir tratamiento.

Un equipo de investigadores de la universidad británica Anglia Ruskin (ARU, por sus siglas en inglés) realizó una revisión de estudios para explorar la prevalencia de la adicción al ejercicio en adultos con y sin trastornos alimentarios.

El metanálisis examinó los datos de 2.140 participantes en nueve estudios diferentes, incluidos el Reino Unido, Estados Unidos, Australia e Italia. Se trata del primer trabajo orientado a comparar las tasas de adicción al ejercicio en esos dos grupos.

Los investigadores comprobaron que las personas que muestran características de un trastorno alimentario tienen 3,7 veces más probabilidades de sufrir adicción al ejercicio que las personas que no muestran indicios tener problemas en la relación con la comida.

El director del estudio publicado en la revista ‘Eating and Weight Disorderses’, Mike Trott, investigador de doctorado en Ciencias del Deporte en la ARU, señala que “se sabe que las personas con trastornos alimentarios tienen más probabilidades de mostrar una personalidad adictiva y comportamientos obsesivo-compulsivos. También somos conscientes de que tener una relación poco saludable con la comida a menudo significa una mayor cantidad de ejercicio, pero esta es la primera vez que se calcula un factor de riesgo”.

Las aplicaciones relativas a la actividad física pueden alimentar la adicción y la obsesión. /Bloomberg/Archivo/.

Las aplicaciones relativas a la actividad física pueden alimentar la adicción y la obsesión. /Bloomberg/Archivo/.

“No es raro querer mejorar nuestro estilo de vida comiendo más saludablemente y haciendo más ejercicio, particularmente a principios de año. Sin embargo, es importante moderar este comportamiento y no ser víctima de ‘dietas de choque’ (para adelgazar rápido) o cualquier cosa que elimine ciertos grupos de alimentos enteros, ya que estos pueden conducir fácilmente a trastornos alimenticios”, añade.

“Nuestro estudio muestra que presentar signos de un trastorno alimentario aumenta significativamente la posibilidad de una relación poco saludable con el ejercicio, y esto puede tener consecuencias negativas, incluidos problemas de salud mental y lesiones -continúa-. Los profesionales de la salud que trabajan con personas con trastornos alimentarios deberían considerar el control de los niveles de ejercicio como una prioridad, ya que se ha demostrado que este grupo padece afecciones médicas graves como resultado del ejercicio excesivo, como fracturas, aumento de las tasas de enfermedad cardiovascular en pacientes más jóvenes, y aumento de la mortalidad general”.

La psiquiatra Caz Nahman, psiquiatra especializada en niños y adolescentes con trastornos alimenticios, destacaba en un artículo reciente de la BBC que la adicción al ejercicio es un problema frecuente entre sus pacientes. Y advertía que “las aplicaciones relativas a la actividad física pueden alimentar la adicción y la obsesión, especialmente si te impulsan a conseguir logros. Además, compartir datos en las redes sociales significa que el ejercicio se vuelve público y competitivo, lo que podría causar problemas en alguien que es vulnerable”.

Fuente: Clarin https://www.clarin.com/buena-vida/adiccion-ejercicio-trastornos-alimentarios-relacion-saludable_0_R3-5TmxN.html
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: