lunes , 22 enero 2018

Vacaciones en Brasil: ¿conviene llevar reales, pesos, dolares o “tarjetear”?

Las valijas podrán estar armadas, pero la duda siempre está latente: ¿me conviene llevar pesos, dólares o viajar directamente con la moneda local en mi billetera? La otra opción, muy usada por los argentinos sobre todo durante a etapa del “cepo cambiario” era usar la tarjeta de crédito en todo momento.

¿Conviene llevar reales desde la Argentina?

Según un análisis publicado en el portal iProfesional.com, el precio de comprar reales en la Argentina va de $6,50 a los $6,55.

Como veremos a continuación, se pueden conseguir precios menores a estos. Además, tal como explicó a iProfesional Diego Martínez Burzaco, economista jefe de MB Inversiones, lo más conveniente “es cambiar algo de dinero en Argentina para tener dinero disponible para gastos menores apenas uno llega al destino”.

En eso coincide Damián Di Pace, director de la consultora FocusMarket, que recomienda no llevar más del 30% de los que uno calcula gastar en efectivo.

¿Mejor llevo pesos?

Claramente, esto no nos conviene. Quien termine optando por esta opción, deberá convalidar un tipo de cambio de entre 7,15 y 8,33 pesos por real. Es decir, entre un 11% y un 28% más que si la operatoria se realiza en Buenos Aires.

¿Y dólares?

Es una opción conveniente esta, si tenemos en cuenta que en Brasil se está fijando una paridad que oscila en torno a los $6 por real, casi 8% menos que hacer la operación en Buenos Aires.

De esta manera, hasta el momento, es lo que más nos conviene.

¿Tarjetear es una buena opción?

En el caso de querer usar la tarjeta de débito, nos tomará el valor anterior ($6 por real). Pero no ocurre lo mismo con la tarjeta de crédito, ya que ésta toma la cotización del momento en el que cierra el mes. En tiempos de fuerte volatilidad de la moneda argentina, quizás no sea conveniente dejar pasar tantos días que podrían encarecer nuestros gastos.

Lea también

Un robot ya superó a humanos en un test de comprensión de texto

El futuro llegó… hace rato. El avance de la tecnología no deja de sorprender. En …