miércoles , 13 diciembre 2017
Foto: Diario de Cultura

“Star Wars”: presentación sorpresa en Los Angeles

El asunto se manejó con absoluta discreción hasta último momento. El elenco principal y el director de Star Wars Episodio VIII: Los últimos Jedi se reunió en un lugar “secreto” en Los Angeles, para una conferencia de prensa en la que hablarían del filme que se estrena el jueves 14 en la Argentina (un día después aquí, en los Estados Unidos), pero tranquilos: no irían a spoilear absolutamente nada.

Fue hace instantes, en el Wilshire Grand Ballroom I, del Hotel Intercontinental, en el Downtown de Los Angeles. Estaban en extensos sillones blancos -y en supuesto orden de importancia- el director Rian Johnson, Mark Hamill (Luke Skywalker), Daisy Ridley (Rey), Adam Driver (Kylo Ren), Oscar Isaac, recién llegado de Buenos Aires , donde filma Operation Finale, sobre el secuestro del nazi Adolf Eichmann (Poe Dameron), John Boyega (Finn), Kelly Marie Tran (Rose Tico), Laura Dern (vicealmirante Amilyn Holdo), Domhnall Gleeson (General Hux), Gwendoline Christie (Capitán Phasma) y Andy Serkis (el Líder Supremo Snoke).

Era casi un equipo: el director y diez jugadores, ya que faltaba Carrie Fisher (Generala Leia), fallecida hace casi un año, de quien recién al final de la presentación alguien se acordó.

“Es la segunda película de la trilogía, y creo que hemos sido entrenados para esperar que sea un poco más oscura, y obviamente se ve un poco más oscura”, abrió el juego Johnson.

Y siguieron algunos de los malos, como Andy Serkis -de quien hacen motion capture o captura de movimiento como el, aún hoy, insondable Snoke. “Es un filme muy, muy poderoso -sugirió quien ya fue Gollum en El Señor de los anillos-, y te toca. Lo que Rian hizo increíblemente es como bailar entre estos grandes momentos épicos y los más divertidos”.

Christie -Brienne en Game of Thrones– observó que Star Wars“resuena tan profundamente en nosotros porque es nuestra historia fundamental del Bien contra el Mal. Pero yo encuentro algo sobre esta película , y creo que es porque el mundo en el que vivimos es un lugar tan cambiante, que conserva la simplicidad de esos elementos, pero realmente resuena con tus propias tendencias humanas, oscuras y narcisistas, y allí es donde te golpea”.

Poco y nada puede adelantarse de la trama, excepto que Finn y Rey no estarán juntos como en El despertar de la Fuerza y tendrían historias paralelas. Uno, debatiéndose sobre de qué lado está -era un Stormtrooper- y la otra, aprendiendo a ser Jedi.

"Star Wars": presentación sorpresa en Los Angeles

Mark Hamill dejó flotando la duda de si su personaje es el “maestro” que inicia a Rey en la Fuerza. ¿No es así?

Como advertimos, nadie en el panel iba a revelar aspectos del filme, y menos dar por hecho algunos asuntos que todos creemos que sucederán. Cuando a Mark Hamill se le preguntó por la semejanza entre el Maestro Yoda y su personaje, Luke, al que entrenaba, un rol que ahora asumiría Luke, el de maestro, para con Rey, el actor lo paró en seco.

“Bueno, estás asumiendo que entreno a Rey -comenzó-. La gente me pregunta si fue difícil levantar y empuñar un sable de luz otra vez, y yo digo ‘¿lo hago’. Lo que puedo decirte es que mi parte es el doble de grande que en la última película”, lo que despertó carcajadas, ya que en El despertar de la Fuerza sólo aparece en las últimas tomas.

No faltó quien quisiera saber acerca del “mensaje” o la “lección” que Los últimos Jedi traerán al público. El que contestó fue Adam Driver -Kylo Ren, el hijo de Han Solo y Leia, volcado al Lado oscuro-: “Eso es algo personal -entendió el actor de Paterson-. Para algunos, eso no significará nada”. Tal vez sorprendido por las risas que despertó su comentario, el hombre que personifica al malvado de la nueva trilogía, continuó: “Lo que sea que esté sucediendo en la película, donde quiera que vos estés en tu vida, creo, te habla como nadie más puede hacerlo… Así que, potencialmente, nada”.

Poco y nada puede adelantarse de la trama, excepto que Finn y Rey no estarán juntos como en “El despertar de la Fuerza” y tendrían historias paralelas. Uno, debatiéndose sobre de qué lado está -era un Stormtrooper- y la otra, aprendiendo a ser Jedi.

Un dato curioso fue la ausencia de Kathleen Kennedy, presidenta de Lucasfilm, quien sí estuvo en la presentación de las nuevas películas de la empresa, El despertar de la Fuerza, aquí en Los Angeles hace dos años, y el spin-off Rogue One, hace un año en San Francisco. Desde entonces, la mujer echó a los directores del spin-off de Han Solo (igual, estrena en mayo de 2018) y al que iba a rodar el Episodio IX.

Quizá, no era momento de preguntas. Pero las que los fanáticos tienen se responderán muy pronto, en los cines desde el jueves 14, o en estas páginas, el domingo que viene…

Un “Día de Star Wars”

Igual que hace dos años, con El despertar de la Fuerza, Disney y Lucasfilm prepararon a la prensa internacional un “Día de Star Wars” en el que además de las charlas y entrevistas con los responsables del filme, se podía realizar todo tipo de actividades.

A saber: participar en combates de realidad virtual con sable de luz,ver una exposición de fotos de rodaje -en este caso, tomadas por el director de Los últimos Jedi. Rian Johnson-, ver vestuarios originales, mucho -pero mucho- merchandising, desde juguetes a afeitadoras, ropa para bebés, niños y adultos, y degustar un menú que tenía que ver, de alguna manera, con los personajes.

Fuente: Clarín y Diario de Cultura

Lea también

“Star Wars”: “Episodio VIII”, un misterio a punto de develarse

MIRÁ EL TRÁILER. El jueves, un día antes que en los EE.UU., se estrena aquí …