Nacionales

Senado: el Presupuesto quedó listo para el recinto, con un PJ partido en dos

El Presupuesto 2019, que establece un ajuste generalizado en el Estado, quedó listo para ser debatido en el recinto del Senado, la semana que viene, tras lograr esta tarde las firmas de la mayoría de los integrantes de la comisión de Presupuesto y Hacienda, al cabo de una reunión tensa, que puso en evidencia la división interna del bloque del PJ.

Para el miércoles 14 se prevé la aprobación del Presupuesto por un cómodo margen de votos: 40 afirmativos, 23 negativos y 9 indefinidos, según cálculos preliminares.

Para cumplir el objetivo del presidente Mauricio Macri de tener sancionado el presupuesto del año próximo, y a su vez cumplir con el plan de ajuste acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), Cambiemos logró el apoyo de al menos 9 de los 24 senadores del interbloque Argentina Federal, que lidera Miguel Pichetto y responde a los gobernadores del PJ.

En el resto hay cinco indefinidos y 10 que directamente no están dispuestos a convalidar el proyecto ni ninguno de sus tres proyectos de ley complementarios, que básicamente son aumentos de impuestos, acordados con 19 de los 24 gobernadores (la mayoría, del PJ), que sirven para compensar el recorte del Presupuesto.

El bloque de Pichetto llegará entonces a la sesión partido en dos, aunque fuentes parlamentarias descartan que esta división coyuntural se vaya a trasladar a una ruptura institucional en el Senado: seguirán siendo 24 senadores bajo un mismo paraguas, por lo menos hasta marzo.

Cruces

Las diferencias en esa bancada ya pasaron del plano interno a la exposición sin comedimientos: durante la reunión de la comisión de Presupuesto, a la que asistió como expositor el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, se produjo un fuerte cruce entre el formoseño José Mayans, que responde directamente al gobernador kirchnerista Gildo Insfrán, y Pichetto.

Todo empezó porque el rionegrino cuestionó al kirchnerismo y defendió el rol del peronismo en el debate parlamentario del Presupuesto, al señalar que si el Congreso no aprueba el proyecto, “el Presidente podría hacer lo que quisiera”, porque “reconduciría discrecionalmente los recursos, ajustaría cuentas con gobernadores, a los amigos les daría y a los enemigos, nada”.

En esa línea, Pichetto resaltó que el PJ dialoguista, a diferencia del kirchnerismo, peleó y consiguió aumentos de recursos para varias áreas del Estado, como las universidades, el INTA y el Conicet, o la restitución del plus en las asignaciones familiares a beneficiarios de la Patagonia. Estos cambios han quedado plasmados en la media sanción del Presupuesto de Diputados, que ahora está a convalidar en la sesión del miércoles 14.

“Algunos discursos, que defienden a los pobres, diciendo que no hay que votar el presupuesto, los discursos por izquierda, los discursos duros de algunos muchachos que quieren hacer la revolución con piedras en la plaza, en realidad no ayudan a los pobres, los lesionan mucho más”, dijo Pichetto.

Fue entonces cuando Mayans, en plena reunión, lo interrumpió para criticarle su discurso y reivindicar el rol opositor del justicialismo.

“Vos hacete cargo de lo tuyo, yo soy dueño de mis palabras”, le respondió Pichetto, visiblemente molesto, mientras Mayans, fuera del uso de la palabra, le contestaba desde su silla, a menos de un metro de distancia, con el senador chubutense Alfredo Luenzo en el medio de los dos.

“Yo hablo por mí y por lo que hago, y además lo digo públicamente y no tengo doble discurso, siempre doy la cara, voy de frente”, completó Pichetto. “Yo también”, se oyó retrucar a Mayans.

Al final el presidente de la comisión, el macrista Esteban Bullrich, pidió orden y Pichetto terminó de exponer.

Pero Mayans después protagonizó otro cruce vehemente con Frigerio, ante quien se quejó airadamente por la eliminación del Fondo Sojero, dispuesta por un decreto presidencial.

“Ustedes dicen: ‘nosotros vamos a captar el fondo y al que se porte bien lo vamos a ayudar y al que no se porte bien lo vamos a castigar’. Esta es la vieja política, ministro, hacer lo que ustedes están haciendo: apropiarse del Fondo Sojero de forma irregular e ilegal”, espetó Mayans, y después acusó a Frigerio de “darles instrucciones a los jefes de bloque” del Senado para que la restitución de este fondo no se trate en sesión.

Minutos después Frigerio lo negó, entre gritos de Mayans que después volvió a tener que ser retado por Bullrich para que no interrumpiera al expositor. “Está faltando a la verdad”, le dijo el ministro al formoseño. Pichetto también negó que haya recibido y aceptado ninguna instrucción del Poder Ejecutivo, como lo había denunciado su propio colega de bloque.

Es probable que el miércoles, junto con el paquete presupuestario, también se trate la restitución del Fondo Sojero.

Macri eliminó por decreto este fondo. Para que ese DNU deje de tener vigencia (y en este caso se restituya el fondo) debe ser rechazo en los recintos de ambas cámara del Congreso.

Argumentos

Durante su respuesta a Mayans, Frigerio defendió la eliminación del Fondo Sojero y sostuvo que con los gobernadores e intendentes ya se acordó la manera de compensar esos recursos faltantes, y que por eso el paquete presupuestario tiene ya la media sanción de Diputados.

El funcionario subrayó que en comparación con los gobiernos anteriores, en el actual “en términos relativos hay cada vez menos recursos discrecionales transferidos a las provincias. “Es como nosotros entendemos que debe funcionar el federalismo. Esto fue lo que formó parte de la discusión con los gobernadores”, sostuvo el ministro.

“Cuando asumimos, en diciembre de 2015, cinco o seis provincias requirieron ayuda de un gobierno nacional, también quebrado, para poder pagar sueldos y aguinaldos. Hoy casi todas las provincias tienen presupuestos equilibrados: llegamos a un entendimiento con casi el 80% de los gobernadores”, destacó Frigerio.

Firmas

El paquete presupuestario iba a ser obtener esta tarde 12 de las 19 firmas posibles, de los cambiemistas Bullrich, Ángel Rozas, Silvia Elías, Silvia Giacoppo, Julio Martínez, Claudio Poggi y Laura Rodríguez Machado y de los justicialistas Rodolfo Urtubey (Salta), Pedro Guastavino (Entre Ríos), Carlos Caserio (Córdoba) y Carlos “Camau” Espínola (Corrientes, en disidencia), así como el salteño Juan Carlos Romero, del monobloque Justicialista 8 de Octubre.

En cambio, no firmaron los proyectos por estar abiertamente en contra los senadores los justicialistas Beatriz Mirkin (Tucumán), Omar Perotti (Santa Fe) y José Ojeda (Tierra del Fuego), además de Marcelos Fuentes y Cristina Kirchner, del Frente para la Victoria.

Mostrar más

Ver también

Cerrar
Cerrar