Opinion

Por Edgardo Munch: “Sin empresa no hay trabajo. Sin trabajo no hay empresa”

Días atrás, Cormetal S.A, firma insignia en la industria metalmecánica de Villa María con inserción local e internacional, disponían el retiro voluntario y despidos de hasta 30 personas.

Años atrás, comenzaron a producir acoplados acoplados que recorrían las rutas del Mercosur. La producción era de 100 por mes, bajando por estos días a 30. La decisión de los empresarios responde a la crisis evidente la cual se viene sosteniendo hace años en el sector industrial, a raíz de políticas erráticas que destruyeron el sistema productivo nacional.

La firma adquirió maquinarias de última tecnología apostando a una superación que nunca llegó.

Una de las expresiones mas precisas para entender esta realidad fue la del Secretario General de la UOM Villa María, Osmar Carreras, que reflejaban la disminución de la producción y que su gremio debía bregar, lamentablemente apoyado tan dolora circunstancia, preservando el trabajo de casi un centenar de trabajadores.

Esta decisión pudiera ser momentánea, pero nadie lo asegura. Como así tampoco no hay personas ni instituciones de nuestra ciudad que puedan criticar tal decisión.

La empresa se construyó en base a edificar un trabajo digno, donde sus empleados jamás tuvieron problemas de ningún tipo que trascendiera a la comunidad y siempre estuvieron presentes colaborando con instituciones de nuestra ciudad.

Es el momento de afrontar la realidad: sin empresa no hay trabajo. Sin trabajo no hay empresa. Y sin honestidad gremial, como en este caso, no se construye.

 

 

Mostrar más

Ver también

Cerrar
Cerrar