sábado , 18 noviembre 2017

Marcelo Barotto: “Capitani es un obstáculo para trabajar en conjunto”

El Presidente del Comité de Circuito de la UCR, Ctdor. Marcelo Barotto dialoga con EL REGIONAL sobre el resultado de las recientes elecciones y su  perspectiva en cuanto  a la alianza que llevan adelante con el PRO y CC. En términos directos se refiere a las dificultades que se enfrentan cotidianamente. (copete)

 

“Cambiemos”  se llevó la pasada semana en las urnas un amplio apoyo de la ciudadanía venciendo a Unión por Córdoba  51% a 24,72%. Una diferencia que no tiene antecedentes  para el Justicialismo villamariense. Sin embargo, por lo que expone el entrevistado detrás de bambalinas, especialmente por parte de los radicales, si bien hubo alegrías, sienten que  deben  cruzar puentes que no se encontrarían en buenas condiciones, especialmente con el partido del Presidente Macri.

¿Balance de los comicios?

“Nos dejó una gran satisfacción. Cambiemos de Córdoba  lleva a las bancas del  recinto nacional  5 diputados de los cuales tres son del radicalismo (Brenda Austin, Soledad Carrizo y Diego Mestre). Dirigentes  jóvenes  que han demostrado capacidad en cada acto en que debieron participar. Eso nos genera expectativas concretas lo que vendrá. Todos de las canteras de la juventud radical”

¿Sumaron mucha gente al trabajo electoral?

“Sí, permanentemente nos encontramos con nuevos ciudadanos y además con el regreso  de correligionarios que por motivos diversos se alejaron. Ya se sabía que era una elección nacionalizada. Construida a partir del miedo, usando los argumentos más perversos desde la oposición, claro que todo les fue insuficiente. Se pudo repartir los votos y no demasiado más. Todos los gastos fueron afrontados desde los bolsillos de los militantes. Hemos aportado fiscales, controles, etc.  Ahora comienza el desafío para el 2019. El objetivo es tratar de ganar la Municipalidad. Es notorio el apoyo que comenzamos a recibir”

¿Cómo es la relación  con el Pro y la Coalición Cívica?

“Desde hace un tiempo, más puntualmente desde que asumí la conducción en el Circuito, la relación con el Pro prácticamente no existe. Tuvimos reuniones para  tratar de armar agendas de trabajo pero eso  fue imposible. En lo personal creo que Darío Capitani es un obstáculo para organizar algo en conjunto. Entiendo que subestima a nuestro partido y la fuerza que  lo compone. Mi impresión es que no entiende lo que implica una coalición.  Posiblemente a algunos no le guste lo que digo, pero es la realidad.  Siempre fui  sincero y frontal y  expreso las cosas como las pienso. Hay un sector del radicalismo que  a  Capitani lo pone en la misma vereda de Accastello; otro sector que lo ubica en la ola amarilla o triunfalista y que si hay que tragarse unos sapos lo hacen. No es nuestro caso. No estamos dispuestos a tragarnos ni un solo sapo ni aceptar el dedo de nadie. El triunfo no nos va a desviar los objetivos históricos del partido”

¿Macri llamo a una convocatoria a todas las fuerzas del país, cómo lo ven?

“Siempre hemos reclamado ese  tipo de búsqueda donde necesariamente tendremos  que ponernos de acuerdo todos los argentinos.  Es elemental encontrar  el desarrollo que se fue perdiendo después del gobierno de Alvear. Argentina tiene  que recuperar la preeminencia que tuvo en otros tiempos siendo la 6ta potencia mundial  y entiendo que  eso lo tenemos que hacer entre todos. Cada sector  deberá  estar dispuesto a perder algo para sumar en conjunto. Macri lo ha solicitado y la ciudadanía lo ha avalado con el voto. Es la única forma que tenemos  de combatir a las corporaciones que le hacen mucho daño al país”

¿Los más de veinte puntos le dan mayores expectativas para volver al sillón de Viñas?

“Digamos que esto fue una elección nacionalizada. En las de gobernador o Intendente juegan factores particulares. Como es la figura del candidato, su militancia, su reconocimiento social. Son varios los componentes   que entran en acción. Sería más factible si las elecciones para Presidente  se hicieran en conjunto con  la de gobernador e Intendente, pero aquí  con  la reforma de la Carta Orgánica se las diferencio. El tinte de localismo  viene con otros matices?

Todavía no se observa el potencial candidato que podría ser de la UCR para el 2019 –tampoco del Pro-,  ¿tienen en mira algún candidato ya en espera?

“Sí,  la UCR tiene al menos tres o cuatro nombres que seguramente comenzarán a aparecer en los próximos meses. Se están trabajando en proyectos que abarque todas las problemáticas de la sociedad”

¿Puede darse que el radicalismo vaya con su candidato a la intendencia y lo mismo haga el Pro, llevando a Macri como aspirante a repetir la Presidencia?

“La Alianza que sostenemos  es electoral y  circunstancial. La continuidad o no  la va a definir la Convención Nacional del radicalismo, y nosotros somos orgánicos. Respetamos las determinaciones.  Además  tenemos elecciones para el cambio de autoridades locales.  No sabemos qué va a suceder”

¿Creen que se han despegado de un pasado cercano que no le fue muy favorable en las urnas?

“Lo deseamos pero paso a paso. Atravesamos  etapas muy  duras especialmente después del Gobierno de  De la Rúa,  cuando en realidad ya todo venía muy mal y todo recayó sobre él. En Córdoba la columna vertebral del radicalismo  es “Cambiemos” a diferencia de Villa María que lo tiene el Pro y no por un hecho de movilidad  cuantitativa, sino por decisiones que bajan desde Buenos Aires. Contamos con  dirigentes muy fortalecidos en Córdoba Capital para la gobernación  como  Ramón Mestre pero también emerge la figura de Mario Negri. Pueden aparecer otros.  Faltan dos años y no ayuda  aventurar resultados. Lo cierto es que  la UCR ha vuelto a recuperar terreno en la ciudadanía y eso nos alienta a continuar con el desafío. Nosotros no vamos a arrear nuestras banderas”

Lea también

REFLEXIÓN | A 34 años de las históricas elecciones del ´83

Se cumple un nuevo aniversario de las elecciones realizadas el 30 de octubre de 1983 …