Curiosidades

La muerte de una mascota es tan dolorosa como despedir a un ser querido, según la psicología

Si alguna vez has perdido a una amada mascota, seguramente sabes el dolor que se siente. Pero no siempre los demás lo comprenden.

¿De verdad? ¿Estás tan mal por tu perro?”, puede que digan tus amigos o compañeros de trabajo. Y es difícil explicarles que sí, que estás triste, que has perdido una parte importante de tu vida.

Pero la psicología ha venido a ayudarnos en esto, porque distintos profesionales y estudiosos de las emociones humanas han confirmado que la muerte de una mascota puede ser tan dolorosa como la de un ser querido.

Según un estudio del Departamento de Psicología de la Universidad de Central Lancashire en Reino Unido, el vínculo que forjamos con nuestras mascotas es comparable al que tenemos con los humanos.

Nos relacionamos con ellas desde el amor, y ponemos en juego los mismos procesos hormonales y cerebrales que cuando amamos, por ejemplo, a un familiar.

Así, la unión entre las personas y sus mascotas es realmente fuerte, tanto como la que se genera con cualquier otra persona. ¡Así que no dejes que te llamen loco por abrazar a tu mascota y decirle que la amas!

De verdad se siente así y es absolutamente normal. El problema, por supuesto, es que ellas lamentablemente viven menos años que los humanos, y nos toca despedirnos mucho más rápido.

Atravesamos un duelo cuando algo que teníamos nos falta. No solo la muerte conlleva un duelo. A veces debemos despedirnos de una etapa de nuestra vida que se cierra para no volver nunca más, o alejarnos de una pareja que ya no nos ama.

Cuando se trata de la muerte de una mascota, no solo nos despedimos de un ser al que quisimos muchos. Con ella también se van los buenos tiempos vividos, la costumbre de dormir juntos, y esa hermosa sensación de tener a alguien que siempre está esperando que regreses a casa.

Dejar ir eso es parte del proceso, y uno no se recupera de un duelo, sea cual sea, instantáneamente.

Lo peor de todo es que, como dijimos al comienzo, no todo el mundo comprende este dolor al perder a una mascota. Hay personas que no tienen compañeros animales en casa, o que no generan esa relación de apego con ellas.

Entonces, la vida sigue. Tal vez te mueres de ganas de quedarte en casa llorando, pero no puedes pedir un día en el trabajo porque se ha muerto tu mascota, ¿no?

En ese sentido, el dolor puede ser más difícil de superar. Por eso es tan importante hablar del tema y desmitificarlo.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar