El FBI lanza una alerta mundial: el router es una puerta abierta a los ‘hackers’

Una alerta sin precedentes y con un alcance que puede considerarse masivo: el FBI ha detectado un ataque de hackers proveniente de Rusia, mediante el cual se introduciría un malware que se apropiaría del router doméstico. Las autoridades estadounidenses han identificado este malware como VPNFilter, que tomaría el control de nuestro router para propagar ataques mundiales coordinados, y por descontado, registrar toda la actividad en la red de los dispositivos conectados. La gravedad de este ataque es tal, que los hackers podrían anular por completo la conexión a internet en zonas enteras y lo que resulta más preocupante, llevar a cabo ataques masivos a objetivos determinados.

Tras este incidente, se va aumentando la conciencia sobre la vulnerabilidad del dispositivo.

Son pocos los ordenadores hoy en día carentes de las más elementales medidas de protección, como un antivirus o cortafuegos; sin embargo, esta conciencia no ha sido asimilada todavía en un dispositivos mucho más letal y omnipresente en todos los hogares: el router. Este dispositivo permite la conexión inalámbrica a internet y por su propia naturaleza, se encuentra permanentemente conectado, para bien y para mal. Talos, la división de ciberinteligencia de Cisco y descubridora del letal malware VPNFilter, destaca que proteger el router “resulta muy difícil”, dado que la mayoría de ellos se encuentran conectados directamente a la red sin ningún tipo de protección intermedia y separados únicamente por un usuario y contraseña que en la mayoría de los casos viene determinado de fábrica.

El router es, además, un dispositivo que es considerado como cualquier otro electrodoméstico en el hogar, que simplemente se conecta a la red eléctrica y funciona, cuando en realidad, si no está convenientemente protegido, es equiparable a una ventana abierta para los hackers. ¿Cómo podemos protegernos adecuadamente ante un eventual ataque? Aquí te lo decimos:

  • Deshabilitar el acceso remoto:

El principal peligro de un dispositivo conectado es que pueda ser gobernado desde el exterior, y precisamente los routers suelen contar con una opción que permite el acceso a su panel de control desde el exterior. Esta función permite que los operadores -quienes proveen el router- puedan acceder remotamente al dispositivo en caso de avería o problemas de velocidad. Desde McAfee España recalcan la importancia de desactivar esta función si el dispositivo lo permite pese a evitar que los operadores puedan acceder al mismo; “es como si el banco nos pide las claves por teléfono para acceder remotamente a nuestra cuenta corriente”, explica Francisco Sancho, product manager de la compañía.

Lea también

Onda retro: vuelven vitrolas, rocolas y tocadiscos pero con tecnología digital

De la mano de los discos de vinilo, el formato que más crece en ventas …