Nacionales

De Vido: “No puedo aceptar ni un segundo que se me atribuya la responsabilidad”

Más de seis años después de la tragedia ferroviaria de Once en la que murieron 52 personas, el ex ministro Julio De Vido habló por primera vez del tema. Lo hizo en el juicio en su contra y apuntando a la responsabilidad del motorman de la formación del tren Sarmiento que se estrelló la mañana del 22 de febrero de 2012, en el andén 2 de la estación: Marcos Córdoba.

“Omitió apretar los frenos y sólo eso causó el accidente”, afirmó y se deslindó del hecho al afirmar que “ni por un segundo” se le puede atribuir responsabilidad. Aunque no los nombró, aludió a Juan Pablo Schiavi y Ricardo Jaime, ex secretarios de Transporte, quienes al igual que Córdoba, ya fueron juzgados en el primer juicio por el caso. De Vido expuso durante una hora y no aceptó ningún tipo de preguntas.

“Quiero expresar mi solidaridad con las familias de las víctimas”, dijo el hombre que está detenido desde octubre del año pasado en el marco de otra causa y que no formó parte del primer debate, realizado entre 2014 y 2015, cuando el kirchnerismo todavía estaba en el poder.

“Toda mi vida he trabajado para que episodios como estos no sucedan, aun cuando uno haga todo lo necesario nunca tendrá la certeza que un episodio como este no sucederá. Hay tragedias en países desarrollado y no”, dijo De Vido, de cuya cartera dependía el sistema ferroviario. Junto a él, en este juicio también está en el banquillo de los acusados el ex titular de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (Uniren), Gustavo Simeonoff.

Con sus señalamientos al maquinista Marcos Córdoba, De Vido se mantuvo en la misma estrategia de varios de la mayoría de los involucrados en el primer debate, que también descargaron sus responsabilidades en él.  Córdoba fue condenado a tres años y tres meses de prisión. La declaración del ex ministro de Planificación fue por teleconferencia desde el Penal de Marcos Paz, donde está detenido.

Tras la declaración, que se extendió  durante una hora, el debate entró en un cuarto intermedio hasta el 31 de Julio, cuando comenzarán los alegatos de las querellas. “No puedo aceptar ni un segundo que se me atribuya la  responsabilidad, toda mi gestión estuvo para mejorar la política de transporte”, dijo el ex ministro quien explicó todo lo invertido en materia ferroviaria desde que comenzó su gestión en 2003.

Aunque sí reconoció que “la deficiente prestación de servicios públicos son moneda corriente en el devenir usual en todo el país, especialmente en el marco de la emergencia económica y social En orden de seguir deslindando las responsabilidades que tuvo durante sus más de 12 años de gestión explicó que no se ocupaba de ejercer de manera personal las funciones específicas “asignadas a otros órganos y funcionarios”.

En ese momento aludió a los “secretarios de  transporte”, pero no mencionó a Jaime, ni a Schiavi. De Vido también se refirió al maquinista Leonardo Andrada, quien manejó la formación siniestrada antes de que tomara servicio Córdoba y quien estabas convocado como testigo de la instrucción y murió en confusas circunstancias. “La verdad la necesitamos para llorar a las víctimas y descansar de las falsedades. La verdad nos hará libres, dijo nuestro señor Jesucristo”, concluyó.

(Fuente www.perfil.com).

Mostrar más

Ver también

Close
Close