COMUNICADO UCR | Concesión del agua: ¿Pasado o Futuro?

PASADO O FUTURO

Por el tema de la Cooperativa 15 de Mayo, ha corrido mucha agua y también mucho mal olor, después de tanta discusión, por momentos se pierde la noción de por qué se llegó a esta situación y como la Cooperativa pasó de ser considerada, por los vecinos, como una excelente prestadora de servicio, al desprestigio actual; esto ocurrió cuando la mala política, los malos funcionarios y las ambiciones personales desencadenaron una situación insostenible.

Es necesario hacer una pequeña reseña  al respecto, lo que pasaba con la Cooperativa comenzó a  tener repercusión pública a partir de la denuncia que realizó la Asamblea Contra la Corrupción y la Impunidad, integrada por un grupo de vecinos comprometidos con la transparencia. El tema de la denuncia no era nada nuevo, ya que los concejales de la UCR de aquel momento, Carlos Gagliano y Nora Landart  planteaban permanentemente la situación, era un secreto a voces. La Cooperativa 15 de Mayo, cobraba por el tratamiento de residuos cloacales, siendo que la planta depuradora recientemente construida nunca funcionó.

El objetivo de la Asamblea Contra la Corrupción y la Impunidad fue probar esta situación, con una piragua se tomaron las muestras de los desechos que se tiraban al Río Ctalomochita, con la fiscalización de un escribano, una vez obtenido los resultados del laboratorio que confirmaron lo que ya se sabía, se hizo una presentación en la Secretaría de Ambiente de la Provincia, inmediatamente la Policía Ambiental se hizo presente en la planta y al detectar todas las irregularidades ellos mismo realizaron la denuncia penal. A partir de ese momento comenzó la protección política para bloquear el avance de la justicia y encubrir a funcionarios, nacionales, provinciales y municipales que participaron en la construcción de una planta que costo varios  millones de dólares; para que nunca funcionara y con gravísimas irregularidades desde el inicio. Hasta acá el papel de la cooperativa fue de complicidad, si bien no participo de la construcción, aceptaron hacerse de cargo  de una planta que nunca estuvo operativa y cobrar como si lo estuviera. La cooperativa cayó en el juego de funcionarios inescrupulosos.

Además, llamar a la 15 de Mayo, una Cooperativa de Trabajo también es un error, porque hace rato que como tal fue vaciada, es un mero cascarón, donde las operaciones se realizan a través de una sociedad anónima conformada por los mismos miembros de la cooperativa; todo con el visto bueno o complacencia de los funcionarios municipales de turno. Tampoco hay que culpar de todo a la  cooperativa, ellos son el reflejo de toda una época, en Villa María hicieron y hacen lo que se les propone desde el Municipio, donde muchas veces con el disfraz del bien público, como fue la construcción de la planta depuradora se escondía en realidad, el negocio para unos pocos.

El oficialismo seguramente encontrará la forma de tener los votos necesarios en el Concejo Deliberante para llevar adelante su idea con respecto a la concesión del servicio de agua, cloacas, desagües pluviales y mantenimiento de la planta depuradora; resulta irrelevante la figura jurídica que se adopte para la prestataria del servicio, lo que debe quedar bien definido es el rol de cada  uno de los actores del sistema; el Estado cumpliendo con su función de contralor y regulación; que los funcionarios públicos se desempeñen  honestamente trabajando por el bienestar social, sin ocultamientos, con  un concesionario prestando servicios de calidad, al precio justo ( de acuerdo al balance y estructuras de costos); bajo la premisa del cuidado del ambiente y las inversiones necesarias que acompañen el crecimiento de la ciudad, garantizando sustentabilidad del sistema para las próximas generaciones.

UNION CIVICA RADICAL – VILLA MARIA

Lea también

La discusión actual sobre el tema drogas

La actual penalización de la tenencia de drogas para uso personal es tema de debate …