Opinion

¿¡Accastello al gabinete de Schiaretti!?

Córdoba es  uno de los bastiones políticos que más preocupa al Presidente Mauricio  Macri pensando en las próximas presidenciales y provinciales. Claro, después del Conurbano bonaerense. Allí tiene a la gobernadora María Eugenia Vidal, la funcionaria con mejor imagen en el país. Lo que le da cierta tranquilidad pensando en una estructura que social y matemáticamente marca preeminencia. Nuestra provincia se observa absolutamente dispersa en cuanto a aspirantes. Léase del oficialismo como de la oposición.

Por un lado todo hace suponer que el Gobernador Juan Schiaretti intentaría repetir su mandato y quedarse otros cuatro años en el edificio del “Panal”. Mientras que en el juego de las hipótesis se deja entrever que José Manuel De la Sota, que emergía con alguna cartelería como lanzándose para la Gobernación, habría apretado el freno. Lo señala su propia tropa sosteniendo que intentaría ser uno de los acompañantes de Sergio Massa, si es que éste decide formar parte de la incipiente creación del “Peronismo Federal”, donde se encontrarían la mayoría de los gobernadores y los grupos que por el momento mantienen a distancia al kirchnerismo.  Schiaretti, que afirman sería el preferido de Macri, pero que se le complica al Presidente levantarle la mano a la hora de la logística, medianamente ideológica, viene jugando con la posibilidad de una tercera reforma electoral que tanto el Pro como el Radicalismo y la C.C. la rechazan absolutamente. Nada nuevo, lo de acomodar las reformas son tan viejas como los comicios mismos.

El gobernador deja que sus principales espadas en la Legislatura avancen con la misma. Además ha lanzado a sus hombres de confianza a armar en todos los departamentos. Tiene muy presente que un gran número de intendentes y jefes comunales siguen ligados al “delasotismo”. Escollo que seguramente superarán ante la posibilidad cierta (y necesaria) de cumplir un período más.

Desde Unión por Córdoba mantienen a buen resguardo la teoría que si bien Macri continúa con buenas cifras en Córdoba sobre su imagen, los guarismos que lo llevaron a la Presidencia estarían debilitados por estos momentos en la Docta. Por otra parte los candidatos de Cambiemos hasta el momento saben que primero deberán pasar por el dedo del Presidente, una práctica que no se termina y luego tendrán que repechar bastante para poder calzarse el chaleco amarillo. Lo único concreto es que lo que más se afianzó en Córdoba es la incertidumbre. Al rompecabezas le han sacado piezas…

Baldassi y los seguidores villamarienses

Héctor “Coneja”  Baldassi, se lanzó la pasada semana con su propio núcleo del PRO.  Se midió el traje para la precandidatura a la gobernación.  Por el momento un sueño que el referato no deja de lado. La línea que estableció lleva el nombre de “Cordobeses comprometidos”. Junto a los colaboradores más cercanos lanzaron  un acto que apuntaba básicamente a extrapartidarios, independientes, profesionales y comerciantes.  No se puede hablar de una multitud pero sí unas doscientas personas alcanzaron para encender la llama de una interna que viene desde hace tiempo. Entre los presentes hubo visitantes villamarienses que se identifican con el ex árbitro dándole la espalda a Darío Capitani que prefirió otras latitudes a la hora de congregar seguidores.

Baldassi reclamó que “la sociedad se involucre con la construcción de una nueva Argentina. Terminar con el peronismo en el poder de nuestra geografía”. Se endureció discursivamente con la gestión de Schiaretti.  Mientras tanto desde Buenos Aires y más específicamente de un reducto del Pro porteño, llamaron no menos de cinco veces para saber cómo discurría esta prueba. Si bien los organizadores tuvieron un sábado con el placer del objetivo logrado, seguramente deberán debatir con mayor asentamiento de los pies en el suelo si el nombre de Baldassi  ha crecido tanto como para aspirar con chances ciertas a una gobernación. La primer exclusa  pasa por el dedo de Macri, quien difícilmente vaya a permitir una interna entre sus huestes. El villamariense Capitani seguramente estará con otros apellidos en su cabeza.

Los militantes de “Cordobeses comprometidos”, satisfechos con lo convocado en el salón de Alto Botánico, ya piensan en rastrear la Provincia de punta a punta.  Baldassi, deberá ingresar en las preliminares con los de su partido pero casi al unísono con los hombres que vayan pasando el filtro en el radicalismo y la misma Coalición Cívica. En esta oportunidad la UCR se muestra dispuesta a no negociar candidaturas. Y si bien todo hace suponer que hasta el momento las fichas de los boinas blancas se encuentran sobre el paño que le da juego a la  figura de Ramón Mestre, otros nombres irán emergiendo en las próximas semanas. El 2019 no está demasiado lejos…

 

¿El Gobernador decide el equipo?

El pasado lunes 9 habría viajado a Córdoba el ex intendente Eduardo Accastello a reunirse con Juan Schiaretti.  Sería el tercero o cuarto encuentro en lo que va del 2018. Las duras descalificaciones de ambos ya son parte de un lejano   olvido. Obvio que en política tales desavenencias  apenas son estornudos.  No descartan que en el  coloquio se aborde la unidad de Unión por Córdoba y de las candidaturas. Es decir quién llevará la camiseta para aspirar a la Intendencia ¿¡Gill o Accastello!?  Las mediciones que tendrían en Córdoba le darían más crédito al ex mandatario.

Sin embargo, la pregunta que no se puede obviar es ¿Qué sucedería si las numerosas causas judiciales comienzan a movilizarse? ¿¡Habrá candidatura!?  Desde las huestes accastellistas repiten que todo lo que “Todo lo que se publicó recientemente en la capital provincial sobre el traspaso de algunos legajos o causas a otros juzgados, que lo comprometían a Accastello, es pirotecnia mediática… son hechos viejos actualizados en el papel”. Y van más allá, casi como un desafío “estén atentos, no vaya a ser que antes del Mundial a Eduardo el mismo Schiaretti  le ofrezca un alto cargo en su gabinete… que lo acepte es otra cosa” ¿¡Y Gill decidiría volver a la UNVM o subirá al ring!?

La UCR comienza a maquillar a la Dra. Cecilia Fernández; no sería la única. Sobre Juan Zazzetti por el momento silencio de radio y ausencias de candidatos lanzados.

 

Escribe: Miguel Andreis

Mostrar más

Ver también

Close
Close